10 de mayo de 2011

UN GATO CALLEJERO: NIDO





Esta tarde, paseando, un nido en el suelo, de anterior primavera. No sé qué he interpretar, como augur o agustín que soy, de este evento. No lo sé por ahora. Como poeta debiera saberlo, interpretarlo, jugarlo, parlarlo, desde la lengua, palabras.

Lo he llevado casa, en el hueco de la mano metido, cambiando de cuando en vez, izquierda a derecha, y viceversa, con cuidado candoroso y como si tuviera un pajarillo entre ellas. Mi mano casa o refugio de un nido abandonado y caído al suelo, bamboleando, pues he dado un largo paseo, charlando con mi amigo Manolo.

Síndrome de nido y nudo vacíos. Señal, traza, hato, vestigio, reliquia, resto, pista, signo, guía, indicador, hito en hito, pinta, seña, síntoma, sospecha, barrunto, vislumbre, asomo o ribetes de algún río que me lleva y me trae en esta tarde atada, que me trajo, o me puso en la mano un nido en la cavidad de mi ala, lanca, mando, refugio, guarida, madriguera, morada, techo, cobijo, albergue y escondrijo.

He llegado a casa, lo he puesto encima de esa mesa y he hecho fotos. Gruá, el gati amarillo, ha acudido a verlo, lo zarandeaba, lo mordía, sabía que alguna vez fue casa volante, o bamboleante en un árbol, vuelo o sueño, casa y cama, núcleo y vida, corazón y piar. He puesto ese libro de poemas satírico de altos vuelos, los he fotografiado emparejados: ¡helos ahí!

Esto, me temo y maquino, ha de tener alguna explicación, alguna cosa que dice y que no adivino, o que calla y no soy capaz de escuchar. Es verdad que griegos y romanos, y otros, adivinaban el futuro, resolvían enigmas en el vuelo de las aves, o las aves y sus vuelos les daban pautas de resolución de secretos. Pero no sé si un nido cumple alguna función de ese tipo.

0 comentos:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENTO!
Si haces un comento, porque esta entrada, vamos, su contenido, te ha impelido a ello, es muy de agradecer. Toda idea, pasión, impulso, emoción, expresadas en comentario, son muy agradecidas por el autor, y seguro que por los lectores de este sitio. No hay ninguna cortapisa, como en casi todos los lugares que ponen mucha traba. Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, per se, es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud, que no te canse.