14 de mayo de 2011

GÉNERO SUPREMO


Que un medio como El País hable de poesía es muy sospechoso de algo malo contra la poesía. Como poco estamos ya ante un caso de instrumentalización y vaciado de la palabra. Que deja de ser eso que es o debe ser, estética y éticamente. Porque, como dijo el denostado Vladimir Ilich Lenin, la Ética es la Estética del porvenir, en cita que tomo del poeta Mario Trejo, de su poesía reunida, El uso de la palabra.

Pero hace tiempos que la poesía se está desangrando ante los poderes del circo y el espectáculo circense de esta sociedad de Mercado y Capitales, de Especuladores y Matarifes, de Creadores de Crisis y Grisalla Progresí Arrimada y Arracimada al sol que más calienta de la subvención, el espectáculo y la cultura (es un decir) por parte de los que mangonean el Poder. La poesía se está desangrando, desgarrando, prostituyendo, mercantilizando para barnizar proyectos como el turismo o cualquier otro devaneo comercial y de negocios. La poesía se está perdiendo en ser publicidad y ornamento a feos modos de vivir y estar.

Una noticia o pregonación dice esto. Uno no acaba de asombrarse de la Canalla del Premio Nobel de la Paz, cuando estos pelanas, que le van a la zaga, proponen esto demencial, como si la poesía tuviera realidades concretas, fronteras, capitalidades políticas, mercados y otros trajineos a que la reducen los que ni la hacen, ni la aman, ni na de na. La única patria y capitalidad de la poesía es la lengua, lo demás, filfa total. Y recuerdo que eso de nombrar a la palabra, el idioma que uno habla, de primeras, patria lo traigo de Lope de Vega, cuando el personaje central de su La Dorotea, Fernando -alter ego del autor teatral- dice a su amada que para él no hay más patria que su lengua y el cuerpo de la amada. Félix Grande hizo un maravilloso libro de poesía, Las Rubiayatas de Horacio Martín, en torno al cuerpo amado como patria y universo total, cosmos agónico incluso.

Otra de las noticias sobre poesía descubre lo obvio y sabido. Nos descubre el Mediterráneo, pero en clave de Negocio y en otra parla, que será la de la fama, premios, ringorrangos, ventas y babas de leedores y votadores..., o sea, este sarao de Graná pretende reducir la poesía a eso, a cosa de Mercado y Rentabilidad, o como un condumio: supremo, que dice el masca Nobel, falto de inspiración o errada su mente en los espirituosos devaneos con que transcurre en Granada una cosa oficial de poetas del Régimen y asilvestrados, paralelos y del quieroynopuedo.

Desde hace tiempo se quiere convertir a los Premios Nobel en Autoridad Totalitaria, al uso del de este año, ese premio Nobel de la Paz, que tanta guerra contra todos hace, el Obama. Que no duda en mandar asesinar a uno que dicen que es quien es y a su alrededor, sin juicio previo y con algazara de fiesta deportiva de la chusma que lo votará babeante y berreante. Que pa eso es el deporte y el fútbol, en americano o en anglosajón, asilvestrar a las masas y las chusmas, públicos y votantes para aclamar al ganador, sea como fuere, y sus valores morales, sin valores, sólo vale la brutalidad, lo que sirve a los fines del Capital, Banco y to eso. Pos así tos los demás, o peores.

Con lo que estimamos que, evidentemente, la mentira, la añagaza, la publicidad, el periodismo al uso, la historia de los lugares y lugareños y sus mantenedores y auspiciadores, sus erigidores o constructores, o sea, los llamados historiadores, los deportes competitivos y similares de asilvestramiento mental, el arte puesto al servicio del la Parte en mando y su Banca, los premios, comenzando por el Nobel y acabando por el de Villatripas de Arriba..., son lo que son: géneros supremos para crear Crisis, géneros y números del Mal del Capital y de sus sacristanes. Que es es la verdad que colegimos ut supra. Dura y cierta. Y parafraseando al Vargas Llosa: la verdad de esas Mentiras.

0 comentos:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENTO!
Si haces un comento, porque esta entrada, vamos, su contenido, te ha impelido a ello, es muy de agradecer. Toda idea, pasión, impulso, emoción, expresadas en comentario, son muy agradecidas por el autor, y seguro que por los lectores de este sitio. No hay ninguna cortapisa, como en casi todos los lugares que ponen mucha traba. Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, per se, es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud, que no te canse.