5 de abril de 2011

VOTAMBRE & POETAMBRE



Cada día, sin pausa ni prisa, doy gracias a los que votan. A esa inmensa Votambre jacarandosa. Escribo con mayúsculas palabras que parecen comunes, pero que tienen ese valor rancio de lo auténtico e importante de Arriba y para Arriba. Para el Mando de los que deciden. Sean Votantes sean Votados. Cada pájaro en su jaula, y cada agujero en su bolsillo.

Así que cada día dedico un momento a dar inmensas gracias a los que votan con fervor. A esos bien enterados, llenos de sabiduría, amor, verdad, decencia, dignidad, fe, caridad que van y echan, cada cierto tiempo, sus votos en las urnas, preparadas al efecto, y seleccionan a los que deben decidir todo lo concerniente a todos. Luego de una muy bien preparada e inteligente campaña electoral. ¡Qué eso es lo mejor de todo, la campaña electoral! Que llamarse campaña -pese a ser palabra de uso bélico- no quita valor al hecho de ser unos días en que la gente se devana los sesos por saber e informarse, en discernir y estudiar todo lo que las partes a elegir ofrecen gratuitamente, y para ilustración de todos, sinceramente y con saber. Ese tiempo de estudio y cálculo racional de lo mejor para ser votado. Que incluso los hay que peregrinan a nuestras casas en oferta de papeletas y papeles para que nos enteremos bien. ¡Qué hasta Correos ha quedado casi exclusivo para eso de enviar la propaganda electoral debida! Debates de mucha altura intelectual y de una suprema importancia se suceden, carteles convincentes y artísticos, trípticos y panfletos, artísticos anagramas y lindas ocurrencias de los adalidades de la publicidad, vídeos y páginas web impolutas y veraces..., libros incluso se ofrecen para que el gentío sepa, se entere... Las Teles y Medios Diversos se ajetrean en donar saber e información veraz, limpia, clara, que da esplendor y deslumbra a esa gente. A esos perfectos que esa inmensa Mayoría sabe que son, a esos santos y sabios que eligen, a esos esforzados en el bien común y que sacrifican parte de su vida -sino toda ella- en el servicio comunitario, está dedicado tanto esfuerzo que, durante esos días, activa la Economía gloriosamente, dándole un buen tirón. Claro que tras festum, pestum...

Cada día bendigo, y digo requetebien, lo que llaman Democracia, ese gesto ciudadano de depositar la papeleta de gusto en las urnas, ¡y a veces varias pepeletas!, esa fiesta en la que se decide la Verdad y el Bien para todos. ¡Con qué arte lo hacen los españoles, con una tradición larga y rica en esto del Vivan las Cadenas! Porque la Democracia, así entendida, es siempre Verdad, y lo que elige la Mayoría es siempre Verdad, Bello, Bueno... Porque la Mayoría nunca se equivoca, está siempre en lo Perfecto, lo Acertado, lo Mejor. Es como Dios o más que el mismo Dios.

Los que salen elegidos de las urnas son los Mejores. Quien gana unas elecciones son los Mejores, los más Inteligentes, Buenos, Honestos, Honrados, Sabios, Bellos, Ricos, Preparados del Mundo, y los más Machotes y Bregados Varones y las más Rotundas Hembras que haber pueda. Eso no cabe duda alguna. Son los Dirigentes del Todo.

Así que cada día he decidido dedicar unos momentos a ellos y agradecerles, en el recogimiento de mi corazón y sus entretelas, a esos millones de votantes, que en España saben lo que es lo Bueno, para acordarme de ellos y desearles salud, libertad, igualdad y solidaridad siempre, y que nunca las ignorancias, miedos y odios ofusquen su decisión de votar lo que les digan. Santa costumbre y respeto a la misma. ¡Qué vivan sus cadenas y las que me ponen, se ponen o nos ponen! (Como el condón).

Lo que llamo, con unción respetable y respetuosa, Votambre, me merece todo el temor del Dios que decide quien manda, o sea a los Políticos que hacen sus leyes, gobiernan y tutelan la libertad, la igualdad y la solidaridad, sin tregua y con todo el valor, asociados y servidores de los otros valores que nos sustentan la vida y el ser total como personas. O sea la Banca, los Especuladores, los Mercados, los Capitales, el Capital y sus Capitostes de Tela y Tele, y hasta la misma Crisis y la Guerra de Libia -ahora, o la Guerra que sea para nuestro inmenso bien común y contra los malos-, así como la decisión de apostar por energías güenas y acertadas, como la energía nuclear, que tanto Progreso atiza a la humanidad hacia la Tumba. ¡Qué vamos que perdemos el culete!

Así que gracias y gracias a todos y todas los que votáis eso mismo siempre. Lo que os dice la Tele y la Tela y sus representantes en esta tierra y en la otra. Sobre todo quiero destacar el Paraíso en que esto que llaman España se ha convertido. De eficacia, bienestar, gozos, usos, consumos, valores de la ciudadanía, la Educación mejor para los nenes y nenas, y el servicio de Salud mejor de los mejores, sobre todo por la alerta hasta en enfermedades de ficción y truco, como la gripe aviar, que hizo que ese Gobierno Democrático, sabiamente elegido por lo que llaman Pueblo, y yo llamo Pura Votambre Enjambrada, donara millones ingentes de euros a los pobrecitos Especuladores, que el año pasado tuvieron la gentil idea de inventarse esa gripe, para vender agua de vacunar. Y todos tan contentos.

Que todo eso, y más, mucho más, debemos a los Votadores y Votantes de los Únicos Mejores. Esos casi veintidós (22) millones de votantes, que nunca pueden equivocarse por ciencia, que jamás yerran por sentido común y raciocinio, que nunca la cagan porque son la Soberanía Popular, en el ejercicio de su soberana decisión, que todos hemos de acatar, o sino peor pa nosotros. Votemos o no votemos, o si votamos a otros menores en votos, que son siempre los malos y los equivocados siempre.

Por todo ello: por la Crisis, sobre todo, que ha traído este Tinglado bien votado de esos Votadores, y de sus gentes al servicio y desvelos del Capital, la Banca, los Mercados y los Especuladores, yo se lo agradezco en el alma y de todo corazón. Porque son la Verdad, el Bien y la Belleza. Y cada día los adoro más, sobre todo en mi momento de devoción a ellos.

Y, siendo ya muy certero y claro, adoro a esos millones de votantes, que llamo con frenesí respetuoso y donosura, Votambre, como Cervantes llamaba Poetambre a la nube de poetas que aparece en su Viaje del Parnaso. Porque cada votante es un poeta, en efecto, que dona su verso, rimado y ritmado siempre en lo mismo, y a los mismitos. Hay que ser tradicional en eso, como en todo. Y siendo ya cierto, adoro esos votos de siempre al pp y al psoe, unificados -en la práctica veraz- en el PPP$OE, heredero de la visión y altas miras del Caudillaje de antes de la metamorfosis de la Democracia Orgánica en Inorgánica o Perfecta, o viceversa en un totum revolutum.

Y quien sepa entender que entienda. Que como Juan, el del Apocalipsis, sólo doy fe de lo que veo, siento, palpo, oigo, huelo y masco del Espíritu que todo lo infecta. Y en mayo todos tendremos oportunidad de observar que todo sigue igual, todo permanece, todo gira lo mismo, en ese Progreso de noria o de tíos-vivos, repetitivo, tornadizo, cansino, cutre, profesional y de profesionales. Y cada quien, de esos millones de votantes, irán a arrodillarse -eso sí, libres y voluntarios en sus servidumbres- ante el toro o el Todo (Banca, Mercados, Capital, Especuladores, Políticos Manijeros al servicio de los Mismos) que los revuelca, cornea y mata lindamente, pulcramente. Es una profecía certera que no tiene premio como la quiniela, pues sino tos ricos.

2 comentos:

INMA dijo...

Yo flipo en colores, he querido compartirlo y me sale la ventanita que dice que está denunciado como ofensivo y no sé que más...
Esa libertad es la que me hace ser fuerte y seguir en la lucha, más aún si la quieren detener personas sin conciencia...Así que todo mi apoyo y gracias por estas reflexiones tan necesarias...abrazote

Ana dijo...

En octubre en Argentina estamos de elusiones, perdón de ilusiones, de elegías, qué no! de elisiones....me atranqué!

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENTO!
Si haces un comento, porque esta entrada, vamos, su contenido, te ha impelido a ello, es muy de agradecer. Toda idea, pasión, impulso, emoción, expresadas en comentario, son muy agradecidas por el autor, y seguro que por los lectores de este sitio. No hay ninguna cortapisa, como en casi todos los lugares que ponen mucha traba. Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, per se, es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud, que no te canse.