17 de noviembre de 2010

LOS PATRIMONIOS DEL CORTIJO TOTAL

¡Cómo es de chominoso el capitalismo y sus usos tan naturales al común! ¿Es que antes el flamenco era patrimonio de unos pocos, o de alguno sólo, y ha tenido que venir la ONU pa decir lo obvio? ¿Cuánto ha pagado el Gobierno de España y su manijero, el de la Junta de Andalucía, para provocar tal declaración universal de cajón de madera de pino, para que echen este cable en periodo ya electoral? ¡Y cómo se repite como hipo o regueldo! Y también como la voz del Amo o del Señorito del Cortijo Global o Total es la Voz de la Verdad. Sobre todo al uso de la linda progresía descocada, que sólo lo es (progre) cuando se reafirman ante lo carca y muerto, no ante la afirmación de libertad y ante la Banca y sus servidores: los políticos de toda laya y condición, y sindicatos verticales y to eso, to eso que huele fatal de la progresión y los progresí de pro... Cuando los progres callan ante los señoritos del Cortijo Total y sus manijeros locales, en España en PP$OE y sus cubículos todos, que son de izquierda y derechas.

El flamenco, como toda manifestación de abajo, como toda cultura viva y cierta, no es un espectáculo, ni un negocio, ni nada similar a que quieren reducirlo los capitalistas manijeros, por muy de la ONU y asimilados que fueren, y de paso todo dios menor a sus servicios de crisis y valores descocados. El flamenco es popular de abajo, y como tal, contra los de Arriba, los que mandan y mangonean e imponen, y hasta tienen la patente de corso o derecho de pernada de decir qué es lo que vale y qué es lo qué no vale. Esos prendas cortijeros en mando que determinan quién vive y quién muere. Me refiero a toda institución de Mando y Poder, de Dinero y Muerte Subsiguientes. A esos me refiero. Me dirijo a los que usan la creatividad y la cultura de abajo para negocios, ringorrangos, competiciones, capitales, premios, ligas, el mejor, lo competitivo y todos esos podridos valores que impregnan ya la cocorota de las gentes, de manera que los valores escuetamente estéticos y éticos, los reales valores de lo originario ni se adivinan y se pierden entre la publicidad y propaganda de la Cosa, entre el humo espectacular del telele diario de estos trajineros de almas y cultura, esos soplagaitas elevados a Poder en las instituciones de los cortijos varios de los señoritos del dinero.
Que me jalean que el flamenco ha sido declarado por la ONU como patrimonio de la humanidad, y con el flamenco los castells de Cataluña, y con ello también El Cant de la Sibil·la de las Baleares... Pos mu bien, estupendo, maravilloso, para tirar cohetes o mear y no soltar gota. Pa mi todo eso, y muuuchas cosas más, muchas ideas, creaciones, valores, usos, utensilios y un largo etc., son patrimonio de todos, y por supuesto de la humanidad. Que pa mi todo es patrimonio de todos, menos de los que se lo quieren apropiar en exclusiva, Mercado, Renta, Negocio y todo eso. Y sobre todo la libertad personal total, la solidaridad de unos con otros y el ser iguales ante normas... Que esto último es mi mejor patrimonio y en el que creo más.
Pero no, los otros no, ellos, los del Poder y sus mariachis no piensan eso último. Pa ellos parece que eso de declarar la ONU patrimonio al flamenco y to lo demás de la lotería del alto organismo es eso: como si les tocara la lotería del Nene, por poner un nombre. Sólo ven dinero, trinke, amaño, negocio, les brillan los ojos del ludibrio de la money y del parné a los que se dedican profesionalmente al espectáculo del flamenqueo cañí. Y eso recordando a los lolailos y aflamencados o sucedáneos espectaculares, que se van a poner las botas de guita (margarita) al revuelo de la Cosa.
Y sale en las teles el Mandamás andaluz de eso que llaman cultura para reclamar su parte del pastel, que estamos en periodo electoral y el tirón ayuda mucho, y Andalucía (vamos, él se refiere e identifica eso con su Mando y su Junta y to) es quien reparte to el bacalao del flamenqueo, como nos venden, a pura imposición publicitaria e inculta, zote toda ella. E incluso obligatorio en la escuela, que pa ellos la escuela es su medio de comecoco y publicidad del Tinglao. Y con esto manifiestan que la educación libre les trae al pairo. ¡Qué falta de todo esto de los señoritos del Cortijo!

Que las fronteras del flamenco no existen, no me lo cierren y encierren en tales covachuelas de Poder, artificiales a lo que es natural del pueblo sin adjetivos, sean estos andaluz o santanderino, o negro o blanco, gitano o calé...
En fin, asistimos, una vez más, al trajineo de la llamada cultura. Ese concepto tan manido y utilizado por el Mercado del Capital y sus gentes de Porra, de Mando, Poder o gentuzas de Arriba, simplemente. Y ante esto que digo, con la cabalidad de los de abajo, pues saldrán los facinerosos biempensantes diciéndome que radicalizo, que si desenfoco, que si no es pa tanto, que si me calle, que si bueno, pero lo que es, es..., que si hay que tragar por el bien de todos, que si...
El concepto de cultura, que usan los de la publicidad diaria de los medios llamados de información o adoctrinamientos varios, nada tiene que ver con la creatividad, la cultura real o el arte. Su concepto de cultura tiene que ver con el Dinero, la Banca, el Poder Político y Militar, la Canalla en definitiva, que tiene en Crisis Continua a la gente, metidos a todos en un puño. Acojonados todos los trabajadores y habitantes del Cortijo Total, y de los secundarios, por el manijerío de los manijeros del Poder y sus mariachis. Lo que llaman cultura los que mandan, y sus medios, no lo es, es un negocio sucio más y un uso para control y ejercer opresión. Y, lo peor de todo, asesinar los valores de abajo, de libertad, solidaridad e igualdad de derechos y oportunidades en todo y para siempre, que eso es lo que me instiga a escribir con esa presunta radicalidad contra los valores del Poder y del Capital, del Mercado y de sus usos y usuarios activos y pasivos. Sean estos la ONU o la Biblia en Plancha, los votos de los más o los de menos. La verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero, que dijo el clásico.
Así que esas declaraciones de la ONU sobre que si el flamenco es patrimonio de la humanidad (habría que entender qué es humanidad pa la ONU, claro) sobran, porque es lo obvio, si se refiere a todos los humanos vivos y sanos y libres..., y también sobre lo demás o casi todo lo demás que los premia. Son cicateras acciones contra ellos, que lo único que hacen es ponerlos en mano de los especuladores y mercachifles varios, políticos de garrafón y similares. Tal como cantan todos los medios de propaganda hoy y lo espurrearán mañana, ya para siempre, tal vez como único valor del flamenco y todo lo demás. Como si la ONU fuera el espaldarazo de un Dios Total de la Verdad. Y todos los siglos de creación no fueran más que la noche oscura, la inexistencia de todo eso, del flamenco y de lo demás. Porque algo es arte y vale si lo dice el Amo... Por cierto, una visión o pasión mu andaluza -me refiero a la Andalucía del dolor del Cortijo- que ya debería estar muy superada, pero supura de otras maneras más civilizadas y cultas, merced al manijerío. Todo canta.

NOTA BENE: la estructura de poder, social y laboral, de un cortijo, estaba sustentada por el manijero o encargado del mismo, que dependía del amo o señorito, que a veces delegaba todo en el mismo, a veces no. Esa misma estructura es la que domina hoy, bendecida, bien ajustada y disimulada, en las formas de funcionamientos sociales, laborales, políticos..., sólo hace falta mirar bien y sin engaños algunos. Todo está muy bien escenificado, endulzado y publicitado. Pero todo magníficamente vivo, esa estructura es esencial a todo Poder, se puede alambicar, simular, hacer como que no existe, pero está hasta el tuétano del personal casi todo.

1 comentos:

Aaoiue dijo...

Ay qué risa. Curioso que el yoga tuvo que rebajarse o ascender a ser declarado patrimonio inmaterial de la humanidad para zafarse de todos los que querían patentar uno a uno sus asanas (hay más de 3000), cosa que hubiera sido un crimen inmaterial contra la humanidad esta inhumana que tenemos.
Si le damos la vuelta al asunto tal vez el declarar patrimonio inmaterial de la humanidad como alternativa a las patentes es algo perversillo. Precisamente, hasta donde yo sé, en la India se hacen castillos humanos altísimos para conmemorar el nacimiento de Khrisna (Dahi handi) y a principios del siglo XVIII las moixeranges algemesís fueron copiadas en Tarragona. Así que los castells, con todo lo bonitos que son, etc., etc., se les han adelantado a los del dahi handi en eso, en "patentar" el invento por la UNESCO y por Telecinco.
Que en el sur (o sea más al sur de lo que yo estoy, que ya es), se alegren por ese reconocimiento me da como pena. El Flamenco no necesita ese carajo.

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENTO!
Si haces un comento, porque esta entrada, vamos, su contenido, te ha impelido a ello, es muy de agradecer. Toda idea, pasión, impulso, emoción, expresadas en comentario, son muy agradecidas por el autor, y seguro que por los lectores de este sitio. No hay ninguna cortapisa, como en casi todos los lugares que ponen mucha traba. Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, per se, es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud, que no te canse.