27 de mayo de 2010

VÍCTIMAS & VERDUGOS, SA

Tengo una teoría, reflexionada suficientemente, cuyos resultados y situaciones he expuesto en vario sitio, acá y allá. Uno de ellos es mi novela, Los héroes huyen de enemigo, que dice que la víctima, en asuntos sociales y políticos, de intransigencias y luchas políticas, sociales, religiosas, etc., se convierte normalmente en el verdugo y lo supera, si no interviene alguien imparcial y sensato. Y la realidad se empeña en darme la razón. No ya en ciertos comportamientos de las mujeres contra los maltratadores y violentos, que ellas hacen extensibles a todo varón, sin vergüenza ni justicia, sino esos aquejados del terrorismo, que inciden en las leyes que atentan contra todos los que pudieran tener algún rasgo tangencial con lo que llaman terrorismo. Un caso vergonzoso, por la cantidad de gentes que ha engañado y arrastrado, es la teoría del juez Garzón de que todo era/es ETA. Que ha dañado a muchos inocentes, provocando miserias, dolor, injusticias... Botoncito de muestra es la sentencia de la Audiencia Nazional sobre el diario en euskera Egunkaria, luego de siete años de estar cerrado, arruinado, acusado de etarra, y por ende con la ruina de más de trescientas familias que se han visto sin trabajo, recursos de vida, etc., y el atentado a toda libertad, cometido por esa doctrina garzonista del todo es ETA... Y por ahí anda el héroe del poyofrito jiennense, jaleado por las partidas de la porra de la linda progresía, sin que nadie le pida explicaciones por ese mal de su doctrina de Estado, por su aplicación, no ya con Egunkaria, sino en decenas de casos terribles... ¿serán las contradicciones de los tiempos o que los listos encebollados de los progres son más lerdos? Pero el caso más palpable y concreto es lo llamado estado de israel, esa entelequia nazi en medio del mundo, confirmado por su fanatismo racial, religioso, de puro terror contra lo que le molesta o victimiza, por su prosapia historia de milenios -dicen-, pues que se apropian de la misma Biblia como su fundamento, como si fueran los herederos de ese cortijo amplio, únicos y puros, en un ansia desmedida de afirmación, que se pondera cuando se fundamenta para evitar -dicen sin sonrojo- que los judíos puedan sufrir persecuciones y ser masacrados, como ocurrió en la Europa de los años cuarenta, en el llamado nazismo. Como cualquiera sabe, otras etnias y gentes sufrieron más masacre que los judíos: gitanos, homosexuales, comunistas, anarquistas, negros y africanos, hispanos y etc., tal vez en mayor número y peores formas que los judíos. Incluso éstos se apuntaron a no pocos de aquéllos como de su clase, para hacerse más víctimas y poner al enemigo en muerte total.
Por todo ello leer estas noticias de la creación de sofisticadas armas de exterminio, por parte de la entelequia llamada estado de israel, no me extraña, y cada día menos... Y sobre todo de sus usos sistemáticos contra la propia humanidad, el medio ambiente, etc. Muestra y demuestra que si aquello del exterminio de los llamados judíos europeos, en los eventos de la segunda guerra mundial, fue una enorme canallada, desear ese exterminio para estos que tales artilugios y armas sofisticadas usan está más que justificado, para defensa de la gente, de los seres vivos y del medio. No por judíos, sino por criminales contra la humanidad, amparados en la pantalla del holocausto. Si van de victimistas, ¡¡cuidado!!, serán verdugos de todos. Y sus grandes maestros son aquellos que más denuncian, aquellos que exterminaron a gentes... Como expongo literariamente, y de manera metafórica, y tratando de urdir esa trama creíble que forma el arte: los perseguidos se convierten en perseguidores, el enemigo en amigo a imitar, en maestro. La víctima en verdugo.
Pero de nada sirve escribir todo eso, alertar de esto. La humanidad de mueve en esas fuerzas simplistas más que nunca. Y ser víctima es la justificación más rentable de ser verdugo. Así que cuidado con todas las víctimas con mando, poder, dineros y recursos. Son los potenciales verdugos de otras víctimas que serán a su vez, etc., etc., etc.

NOTA. La pintura que ilustra esta entrada es un óleo de mi amigo Fernando Ruiz Millán, pintor de enjundia y calidades, como pocos.

0 comentos:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENTO!
Si haces un comento, porque esta entrada, vamos, su contenido, te ha impelido a ello, es muy de agradecer. Toda idea, pasión, impulso, emoción, expresadas en comentario, son muy agradecidas por el autor, y seguro que por los lectores de este sitio. No hay ninguna cortapisa, como en casi todos los lugares que ponen mucha traba. Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, per se, es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud, que no te canse.