Mostrando las últimas 11 entradas de un total de 28 de marzo 2009 Mostrar las entradas más antiguas
Mostrando las últimas 11 entradas de un total de 28 de marzo 2009 Mostrar las entradas más antiguas

31 de marzo de 2009

UN GATO CALLEJERO: SONETO Y SUEÑO





mi minino me mira cuando escribo
con ese ojo oriental que pone en sueño
ojo semidormido del pergeño
de quimera y descanso en su recibo

a mi lado en su silla en el estribo
me vigila y me inspira en este empeño
de cerrar un soneto en lo hogareño
enchiquerando sueño progresivo

micifuz zapirón así emboscado
como bola de pelos agolpada
al soneto y al sueño amancebado

si se cierra la hora apalancada
de letargo y sopor a cualquier lado
es que entorno este verso en su jugada





NOTA
. Hace unos días que escribí el primer endecasílabo y medio ¿? de este poema... Esta tarde lo termino, sin estar contento del logro... Es un borrador, como casi todo lo que se escribe, que el tiempo pone en su sitio luego, luego... El sueño del gato y el sueño del soneto. Tema baladí, insulso, de vida cotidiana, la de un gato durmiendo en una silla... He tenido a bien copiar el folio del borrador de la escritura a mano del poema, si se observa van variantes, y si se pincha encima con el puntero del ratón, en esa escritura a mano, se despliega a tamaño natural y grande para leer con comodidad...

30 de marzo de 2009

¡AL SOCIALISMO POR EL PP!

Ya lo veis catetos, lechuguinos, enteradillos de toda laya, gente de votambre y de arracimamientos totalitarios, gente de iu que coquetea con sociatas alegremente, incautos llamazarescos, que no me la dais con queso como al resto del personal. Llevo diciendo que pp y psoe son la misma cosa que se escenifica como distinta por estos lares y entre esta gente vencida de intelecto que abunda por las extremeñías y las andaluzadas, que es donde la cosecha del bipartidismo es mayor y mejor, merced a la supina ignorancia y alienación, ayudada de los manejos diversos, mediáticos los más, aparte del subvencioneo triscador y tanto y tanto sicario militante, tanto polimili de los entornos ppsoeros de rompe y rasga, avencindado en sindicato de matute y asociación de pescadores con trampa.
Y el pago a toda la tropa de intelectuales orgánicos e inorgánicos, que los hay que tienen la jeta de piedra berroqueña. El pago a tanto artista, poeta, escribidor, gente de cante y folklore, gente de teatro, artesano y pillabichos y hasta zanfoñeros y soplagaitas o soplapoyas son agasajados por los dineros de los cubículos del mando bipartidario que reparte y reparte y se llevan la mejor parte. Que ahora resulta que no va a poder uno ni señalar en público los que son, han sido y serán subvencionados hasta el delirio para la trepa, la obediencia y la profesionalidad de la manteca..., (¡ja!). Que con esto de las autonomías el aherrojamiento de la cultura, el esclavismo de los artistas, la falta de libertad en la creación libre es total, totalitarismo absoluto de corte moderno y biparcial. Que la experiencia del País Vasco se hará extensible a todos los lugares. Porque con las subvenciones, los premios, las becas, los cargos y poltronas de poder cultural, los espectáculos diversos y la publicidad que compra conciencias, son estos poderes y mandos, de los cacicazgos diversos, los que dicen quien vale y quien no, quien publica si es escritor y quien no, de manera que se ha llegado a un ahogo absoluto de la verdad del trabajo artístico y del valor del arte, en manos hoy de mercenarios, sicarios, milites y comisarios polismilis de esa entente cordiale de mando supremo, el pp y el psoe que, quitadas las caretas y mostrados los caretos, están dispuestos a ser los mascas en todo sitio, en todo lugar donde se mande, ser el supremo y totalitario engendro tardofranquista, y dispuestos a eliminar sin paliativos a lo que no sean ellos.
Así que a atarse los machos y lanzarse al monte, nueva ola de exilados y recomenzar a hilar fino para vencer esa profunda cochambre de la maldad y la torpeza, trufada de gentes del GAL presidiendo gobiernos de vascos, o dicharachera persona al cargo de poder absoluto en órganos legislativos que anulan, no sólo en Euzkadi, no sólo, sino en Extremadura, en donde son meramente ornamentales, en donde nunca hay debate social sincero, sino pasteleo y mentira, teatro y filfa, jamás legislar para servicio del común sin rebotes contra nadie…
Me lo ponen a guevo cuando diga que son la misma mierda con distintivos diferentes de rosa y gaviota, lindos emblemas para gente tan mala: los impostores de marca mayor sociatas y los vesánicos peperos. Dos caras y culos de la misma cosa que, si hubiera libertad y honestidad social en este país, deberíamos lanzar al mar en este abril republicano. Los dos implicados, cada más, en corrupciones, los dos pringados de trinque sempiterno, los dos torpes en sus servicios, los dos… A ver si la gente de izquierda unida va aprendiendo quien es la tenaza, la trampa, la pinza como decían aquellos publicistas babosos pesoeros… Y únanse todos contra eso que es el peligro de la poca libertad que queda… Leyes amañadas, jueces vendidos, gañanes del Capital al servicio, medios de propaganda comprados desde la publicidad de lo públicos, desde sus teles, radios y periódicos serviles en continua propaganda electoral para que ganen todo... Es evidente que contra ellos todo está permitido. Todo. Parafraseando aquello de que si el bipartidismo existe todo está permitido...
Como comentario humorístico es lindo ver que el buen camino para conseguir el socialismo es la alianza en gobierno con el pp... Y es que estos sociatas son la leche del engaño jacarandoso en el reparto de prebendas... Pero lo más lindo es el beneplácito de los otros, los demás partidos que rabian por triscar de esas ententes, sobre todo los sabatereros (de Fernadito Sabater, er zafio o sabio, que no se sabe) de la llamada upd...
Y mientras aquí en las extremeñías y las andaluzadas aguantando la mecha totalitaria desde la noche de los tiempos, en la oscuridad perdida cuando en el pleistoceno Queipo de Llano auspiciaba sus triunfos por la eternidad y el mando supremo de los cortijos, merced a la votambre y los trucos de las leyes electoreras, que no electorales, pues en ellas se torea al personal con engaños diversos y capas de todo tipo: desde la vasectomía hasta la modorra acojonante de molleras que ni por mientes piensan en la libertad. Que así es el paño de la capa de los manijeros únicos: Chavéz, el andaluzí, Ibarra y Vara, los extremíos, y pare usted de contar diestros y siniestros del toreo fino y de salón en el mando de estas autonomías, que en ellas es muy sano que esté siempre el mismo partido, el mismito desde el paleozoico o antes de que dios creara el mundo, que ya ellos, los bipartidarios, eran mando... ¡Y a ver quien los echa!, con lo bien tramada que tienen la cosa, el reparto del botín, la cosa de mando... ¡La dictadura perfecta! La misma que cascan en Euzkadi y la que persiguen de largo en todo sitio...
Y no exagero ni un ápice, nada. Tiempo al tiempo y esperemos que no sea tarde.

CASABLANCA, DE JUAN-SIMEÓN VIDARTE



Creo que lo escribí o aludí, largamente a ello, en una publicación del verano de 1979, y en algunas publicaciones durante los años ochenta. También en el ejemplar correspondiente de Torre Túrdula. No le di ninguna importancia pues consideraba que era algo de la cultura general, la verdad que algo marginal y especializado; pero sin más relevancia. Me refiero a que la emblemática y jacarandosa película Casablanca parece ser que basa su guión en una novela del paisano Juan-Simeón Vidarte Franco-Romero, por mucho que los especialistas traten de colar mentiras y decir cosas imposibles, como que uno de los autores del guión, de la supuesta obra teatral de base, viajara a la Francia ocupada en 1938!! Vidarte que huyó al norte a África al acabar la guerra española, vivió una experiencia similar a la historia que se narra en Casablanca y conocía de primera mano el transfondo de enfrentamiento de los franceses pronazis y de la resistencia... No es creíble esta explicación oficial de la elaboración del guión: Casablanca se basa en Todos vienen al Café de Rick (Everybody Comes to Rick's) de Murray Burnett y Joan Alison, una obra teatral que nunca fue puesta en escena...

Guión

La obra de teatro original se inspiró en el viaje a Europa que hizo Murray Burnett en 1938, viaje durante el cual pudo visitar Viena justo antes del Anschluss. Murray visitó también la costa sur de Francia en la cual co-existían, no sin dificultad, asentamientos de nazis y refugiados. Los locales nocturnos de la zona inspiraron, pues, tanto el Café de Rick (especialmente uno llamado «Le Kat Ferrat») como el caracter del personaje Sam, el pianista (basado en un pianista negro que Burnett vio en Juan-les-Pins).[23] En la obra teatral, el personaje de Ilsa era una estadounidense llamada Lois Meredith y no encontraba a Laszlo sino hasta después de que su relación parisina con Rick había terminado. Además, en la obra de teatro el personaje de Rick era un abogado.

Los primeros escritores principales en trabajar en el guión fueron los gemelos Epstein, Julius y Philip, quienes eliminaron el trasfondo del personaje Rick y aumentaron los elementos de comedia. Después intervino el otro escritor reconocido en los créditos, Howard Koch, pero trabajando en paralelo con ellos y haciendo énfasis en otros aspectos. Koch resaltó los elementos políticos y melodramáticos.[24] Según parece, fue el director Curtiz quien favoreció las partes románticas, al insistir en que permanecieran los flashbacks hacia París. Aún a pesar del gran número de escritores involucrados, el filme tiene eso que Ebert describió como un guión de «maravillosa unidad y consistencia». Más tarde Koch afirmaría que fue la tensión que hubo entre su propia visión y la de Curtiz la que motivó que «sorpresivamente, estos acercamientos desparejos de alguna manera se ligaron, y quizá eso fue debido en parte a este tire y afloje entre Curtiz y yo, que le dio a la película un cierto balance».[25] Julius Epstein anotaría posteriormente que el guión contenía «más maíz que en los Estados de Kansas y Iowa juntos. Pero cuando el maíz sirve, no hay nada mejor».[26] La palabra inglesa original, corn ("maíz") también se refiere, en el slang, a un tipo de humor tonto, gastado, banal y sentimental.

El filme se topó con algunos problemas cuando Joseph Breen, miembro del cuerpo de auto-censura de la industria hollywoodense (el Production Code Administration), expresó su oposición a que el personaje del Capitán Renault solicitara favores sexuales a cambio de visados y a que los personajes de Rick e Ilsa hubieran dormido juntos en París. Ambos puntos, de todos modos, permanecieron en forma implícita en la versión final.[27

De Vidarte tengo todo lo que publicó. Sus memorias en cinco tochos, y esa novela que aludo, que se titular Tempestad en África (De Gaulle contra Pétain), 1941. Todo esto me vino por la conversación, amena, interesante, enriquecedora, atenta, con las prisas del viajero y la intensidad del momento, que tuve con un librero cacereño, Boxoyo Libros. Entré en su librería, en la Plaza Conde de Canilleros, de vuelta de la visita al valle del Jerte, y buscando un ejemplar de los Estudios sobre el extremeño, de mi maestro Manuel Ariza Viguera, al que recuerdo que vi por última vez en Sevilla, en 1993 y por una librería de viejo, en la presentación de algo de Víctor Bernardo Carande… Y hete aquí que entablamos charla de trastienda, con el librero cacereño, a propósito de la novela de Vidarte y de otras vicisitudes. Que me entero que el ilustre paisano, exilado en Méjico tras la guerra social abierta de 1936-39, que ahora continúa, entabló, incluso, un largo pleito con la productora, contra la Wagner, de Casablanca por los derechos de autoría en los que se basaba el guión.
Bueno, pues recuerdo que cierta vez, en un foro o corro de enteradillos y cultos llerenís se me ocurrió decir eso, que el guión de Casablanca se basaba en una novella de Vidarte y por poco me corren a gorrazos y fui mofa y befa de ilustrados pueblerinos muy sabios algunos de ellos. Ya se sabe, en estos pueblos extremeñíes no basta con ser culto e inteligente, tiene uno que pedir permiso a la votambre y sus manijeros, o a la jerarquía que lo manda o lo detenta para serlo y ejercer.
Llego a casa y en cuanto pude me busco mi ejemplar de la novela que obtuve, por mera chiripa y casualidad, por la Barcelona de 1982 y en el Mercat de sant Antoni, un domingo. Fue, lo recuerdo muy bien, una pura chiripa aquello. Yo estaba al loro de aquello por mis conversaciones con un sobrino de Vidarte que volvió de Méjico, en donde estaba también exilado. Mi recordado amigo don Fulgencio, que en gloria esté. Porque muchísimo antes que toda la movida esta, mediaticopartidaria y cansina de la memoria histriónica, uno se ha preocupado de tratar con los testigos de a pie de algunas cosillas que acontecieron en lo que llamo guerra social abierta de 1936-39. Y uno se ha enterado de asuntos por ellos, por esos testigos de primera mano. Otro día traeré la memoria de alguno de ellos, que recuerdo con mucho cariño. El último de ellos era pariente mio...
Creo firmemente que la base del guión de Casablanca fue la novela de Juan-Simeón Vidarte Franco-Romero, no sólo porque crea lo que don Fulgencio, su sobrino, me dijo acerca del pleito que su tío sostuvo ccon la productora, sino porque en toda la información sobre la autoría del mismo guión hay una farragosa forma de explicarlo, con contradicciones, imposibles, mentiras, trucos... Y que si se lee la novela de Vidarte el factor que aflora es el fondo de la segunda guerra mundial, la lucha por la libertad... Y hay elementos importantes, en detalles, como que el protagonista sea abogado, lo mismo que Vidarte, el ambiente calcado perfecto y etc. Supongo que todo esto motivará a alguien a investigar este interesante asunto, al que la documentación del propio Vidarte, en manos de su familia, puede llegar a esclarecer todo y dar alguna sorpresa para la historia del cine y de esa peli señera como es Casablanca, que no desmerecería, sino que se ennoblecería por tener en la base de su guión la obra de Vidarte... Como muchos españoles fueron los primeros en entrar en el Paris liberado de la segunda guerra mundial, y particularmente extremeños, que otro extremeño haya participado en una peli cuyo transfondo late en dicha época, segunda guerra mundial, es de respeto y derecho.

Bien, pues me voy y veo algo de Vidarte por Internete. Resulta que me entero de una movida por parte de los impostores, o algunos de sus entornos. Me explico. Llamo impostores al psoe y a toda su red de entornos, gentes, trampas polismilis, banqueros, gurripatos, gente de porra. Me estoy refiriendo al psoe ®; bueno, me sale una ® de marca registrada cuando trato de poner los paréntesis que era de obligado uso en las primeras elecciones, como al otro psoe obligaban a usar la (h) de histórico... Y a eso, a la marca meramente me refiero. La salida de Surennes, con el conciliábulo del franquismo y la aprobación de la CIA, como ha demostrado por documentación desclasificada Alfredo Grimaldos en su libro todavía no suficientemente divulgado, La CIA en España. Porque un grupete de gente, pagada y al servicio del capitalismo internacional, anidado en la Internacional Socialista y en la Trilateral, auspician y pasa dineros a esa gente que detenta la marca psoe (r), a fin de que se hagan con el poder en España tras la muerte de Franco y todo el paripé de la transacción o transición, como la llaman ellos, que historiadores tienen y ya sabe la función de esos payos de la Historia desde que el mundo es mundo: servicio al poderoso, mentir los hechos de la gente y servirle al poder en mando.
Bueno, a lo que voy, resulta que estos detentadores de la marca mayor psoe están como recuperando figures y figurones, o sea, tratan de reintegrar personajes, militantes, cargos que fueron públicos, que lo eran en marca de igual nombre, pero en otra época, me refiero a los años treinta. Me parece otro calamitoso y vergonzante trajineo con los muertos y falta absoluta de respeto a sus memorias, a sus vidas, a sus hechos y a los errores que cometieron con ellos.
Explico: Vidarte, al igual que muchos militantes socialistas, fue expulsado del partido al terminar la Guerra social abierta de 1936-39. Que por eso le llamo abierta, porque luego continua en diverso sitio, cerrada. En la España de Franco contra la gente hasta ahora, y en los diversos exilios por los detentadores del poder contra las gentes libres, entre las que se encuentra Vidarte. Y no sólo. Sabido es el caso del importante militante socialista Largo Caballero, que es expulsado en Francia del partido y que provoca la entraga a los nazis, que ya ocupaban el país, y como Largo Caballero cae en manos de ellos y muere, tal vez con la suerte de que no lo mataran…
Bueno, pues ponerse ahora a lavar la imagen de la marca psoe ® con la integración en su militancia de aquellos que murieron y que fueron expulsados, la mayor parte en el exilio y expulsados como perros, me parece una de las faenas de lavado de marca, a costa de esos muertos, de una falta de respeto que pone en su sitio a estos trajineros de marca mayúscula, a estos totalitarios absolutistas, a estos que son la herencia peor de los años de dictadura, pues en la marca psoe ® se ha arracimado toda la hez en mando que pululaba, o pulularía en la cosa franquista. La otra lo es el pp. Y entre los dos forman la entente cordiale para eliminación de toda libertad o alternativa a este égimen de mando supremo que tenemos en España. Corrupto hasta la médula y corruptor hasta de la muerte. Y del cual hay que romper aguas, esas aguas fecales. Y que lo sepan los que en ello están, una república tercera no puede admitir marcas como las de los bipartidarios jamás, ni sus talantes, cotarros, entornos, sindicatos y todo eso que los hace y como los hace.




VIDARTE FRANCO-ROMERO, Juan Simeón. Tempestad en África, De Gaulle contra Pétain. Méjico DF: Cima, 1941.

NOTA.- En las ilustraciones: Un cartel de la película Casablanca, y una foto de Juan-Simeón Vidarte con su esposa, Francesca de Linares de Vidarte, en su libro Todos fuimos culpables, Testimonio de un socialista español, 2, Grijalbo 1977, Barcelona.

29 de marzo de 2009

CREACIÓN

Mientras se suceden manifestaciones de los menos contra los resposables de la crisis, porque la llamada crisis la pague el Capital y sus Ricos, contra la refundación del Capitalismo como sistema canallesco, de locura, la esencia misma del fascio, de los triunfadores y reyes del mambo imperante… Que los que mandan son tal canallas que hablan sin empachos de eso mismo, de refundar lo que causa mal sempiterno… Y uno se pregunta si todo eso vale de algo… Las manis, el fascio, el Capital, su refundación, el sistema canallesco...
Los más, esa votambre arracimada en torno al bipartidismo, esa chusma inane, alienada y torticera, que sale en masa a la calle, cuando hace falta, en defensa de toda estupidez, para votar y entregarse al amo, o para ir al fútbol, o arracimarse para ver (y ver y ver…) un cantante dar pateletas en un escenario balbuciendo o rebuznando, o una cantante alta, peluda y encleque hacer gorgoritos con bien manipulada músiqueta y en idioma extraño y burdo… O cualquier otro consumo, tal vez el de acercarse a un super libresco y hacerse con la última del último villano matao para deglutirlo, pues no llega a otra cosa, no por su culpa o falta de estima, sino porque el tinglado le ha impedido acceder a mejores cosas, dada la falta de educación y formación o contrainformación que hoy las escuelas, colegios, facultades, academias y similares ramas del saber, y su fluido y riqueza, donan, si ya no dan sólo para el consumo del espectáculo…
O sea, mientras los hechos consumados y consumidos de la democracia se imponen para la muerte de la libertad… Y los moderantos me increpan porque doy pena y este país y esta región, y no digamos esta pequeña ciudad en que el poeta vive, no son para intelectos y sus ejercicios, ni para artes y sus partes, ni para molleras despiertas y sus vidas, que la inteligencia está más perseguida que la bujarronería en tiempos del generalote, al que todos los progres apean hoy de sus nombradías, como alcalde perpetuo de todos los ayuntamientos que el el país son o fueron, como estatua de parque o manijero mayor de cualquier cortijo que fue nombrado, despojan de tanta medalla y título de hijo predilecto, sin darse cuenta que no importa que el honorable galardonado, nombrado, medalleado, estatuado sea Franco o González, sino que el mal está en la cosa del galardón, la estatua, la medalla, el título y su invento, del premio, sea al que fuera al que se le done, que lo que hay que erradicar son los premios que marcan que alguien es más que alguien. Eso tan mentira y tan canallesco. Y no es que todos seamos iguales, que tampoco. Que ese es el mal y el error.
Pos no, ellos, los progres, dispuestos a nombrar alcaldes honorarios a cualquier mindundi, o dar medallas para lavados de cara de instituciones que pregonan así su generosidad y hacen buenos a sus gobernantes, si se premia un gesto o acto heroico, generoso o humano de alguna persona o colectivo… Que de esa manera Nobel enseñó a calmar la mala baba y conciencia de su vesania e inventos de dinamitas y tracas asesinas… Todo premio mata la mala conciencia y establece jerarquía, y mata…
Cada día soy más consciente de eso, de que la mayoría está errada, o más bien yerrada con el fierro del amo al que vota, de que todo fascismo, toda dictadura, toda estupidez y todo mal procede de la chusma entregada a una minoría que hace de su verdugo, o que ese minoría se hace con el verdugo y la limosna para matar toda libertad.
Sé que es desagradable leer esto, sé que es de mal gusto en esta primavera tan hermosa, sé que casi no sirve para nada. Y sé que no puedo pasar ocasión sin recordarlo, predicarlo. Por ejemplo este domingo en el que me siento predicador de misa de doce y ahí va eso... Pese a todo. Ni tomo ni obligo. Y a que quien se acerque a este sitio dé un respingo de biempensante y persona de orden y no vuelva, porque piense que su tranquilidad, y que su serenidad, y que su buen culo de buen asiento y que na se va arreglar y que con la que está cayendo viene este con esta monserga, y que es primavera en el corte aquel del campo… Por cierto, el viernes estuve en el Valle del Jerte y quiero contarlo, pues pasé por Cáceres, que está como nunca y siempre lo mismo.

Pero sin embargo hace falta escribirlo, pensarlo, proclamarlo, tomar todos los púlpitos del mundo y pregonarlo a los infinitos vientos del universo. A ver si, como el dios bíblico, diciendo lo que queremos hacer, se hace. A ver. Y criticando lo que no queremos se deshace, se destroza. Y hete ya aquí la materia de un cuento, de un relato, de una novela si me apuran. Y se me ha ocurrido con la prédica y por el resabio, tal vez, de escribir aquel Mágico Pródigo que hay que visitar de cuando en vez, y que ya puede que esté a punto de ser publicados en libro para que el común lo pueda tener al alcance y quemarlo en hogueras para exorcizarlo. Aunque cada día soy más reacio a publicar algo, y tener todo en los atiborrados cajones de mis mesas y escribanías. Todo preparado con las mechas para cuando haga falta volarlo y destruirlo. Gente tal mala no merece todo eso… Ni mijita.
Bueno y digo que se me ha ocurrido material de relato, cuento, novela, que inmediatamente registro online para que no me la chuleen los vilamataos pillabichos en busca de ideas, temas, argucias y ocurrencias para entremeter en sus productos de superconsumo dedicados al consumismo, sin estilo y creación, que dicen como la máquian de leer... Y voy asunto: Se trata de un hombre, aunque tal vez prefiero un golem, que harto del mundo y de sus gentes, harto de tanta infamia y de que la maldad parece todo esto y en todo aquello, de que está de lado del infierno, recordando las enseñanzas recibidas en sus clases de religión, en el remoto pueblo de donde procede, allá en la oscura región de paso llamada Extremadura, perdida en el confuso mapa del país de todos los demonios, que decía el poeta Gil de Biedma, retoma esas enseñanzas y decide rehacer el mundo nombrándolo, como el dios que sale en aquel Génesis explicado por don Ángel, un cura pelirrojo, bueno, entregado y sabio. Esto de sabio lo fue descubriendo con la vida y su trascurso.
Aquel dios construye de la nada todo lo que existe, sólo con decir, nombrar, parlar, hablar. Y antes no había, ni nada. Simplemente no había, no existía ni nada… Solo un dios, tal vez pensante, tal vez cavilante, tal vez imaginario, al que imaginaba don Ángel que imaginaba la Biblia, que imaginó el que la escribió, que imaginó el que la copió, la tradujo… Cavila entonces nuestro hombre sobre la extraña lengua que hablaría el dios para construir todo lo que existe con sólo decirlo o nombrarlo. ¿Tal vez tras un diluvio? Y que la lengua esa en la que al nombrar se crea algo material es de fuerza, y de que si la tuviera o la hablase, diría pipas de girasol tostadas y las comería, y diría venus viva y disfrutaría, y venus viva que me ame y tendría querida de merecer enamorado... Debería ser de unas palabras, de un idioma de mucho poder, y de una fuerza total y genésica como resulta de su uso al decir… El mundo se va erigiendo mientras dios dice y dice, y tal vez en el libro del Génesis está todo abreviado, y aquel dios tuvo que decir y decir todo lo existente, nombrar cada nombre, cada acción, cada particular del idioma que hacía que el mundo se hiciera, y estar diciendo y narrando todo lo que ocurre en la naturaleza, en el universo, en todos los intríngulis de los átomos y subátomos, y decir las energías y nombrar la nada y el vacío también… En un recitado que viene hasta ahora en que el dios sigue recitando, leyendo tal vez para que pueda seguir existiendo todo, y si para de leer se va el mundo al garete...¡¡¡Jooooo, para que me mareooooo!!!
Decide entonces hacerse como el dios del Génesis y se hace escritor, porque picapedrero no es oficio de nombrar y crear con la nombradía. Pero eso de oficio de escritor es vulgaridad que cualquiera, que se lo diga, lo es, porque ahí sí que la cosa de cualquier lengua funciona, que basta que cualquier gañán o gañana se diga y se convenza que es escritor para que ipso facto lo sea en realidad. Malo desde luego; pero escritor, que si fueran berzas sería maravilloso, pues berzas, aunque malas, podrían ser excelente alimento de animales... Pero no un escritor cualquiera, ni cualquier emborronafolios, no cualquier pringao de estos que abundan y van de escritorzuelos porque viste, es moda, está neurórico, locuelo, se liga, se allega a gentes, se trepa, da importancia en la visión de la chusma que ignora que todo artista es un doliente enfermo, tarado y sufriente, según exponen los estudiosos más aventajados del asunto, un ser yagado y torturado, si realmente lo es, y amarrado al duro banco de una galera turquesca de por vida, de donde debe arrancar belleza y luz…, (que hablo en metáfora, ¿ei?) Incluso se les dan los premios de ringorrango, se les rinde culto por caterva de lectores que los confunden con estrellas del cine o del rock, eso tan cutre de la fama, el famoseo y el futbolismo y otros estados medievales de servicio y dobleguez de la inteligencia, se les sirve… No, no es esa forma vulgar de ser escritor, como todos los escritores que en el mundo son. Todos esos tarados que nada saben, y que la inmensa mayoría buscan editar y ser famosos como los futbolistas, los políticos, los banqueros, los cantantes y sobre todo los actores, porque eso de los actores es la madre del cordero de la mierda de la fama y del pedigrí cantamañas. Pero sobre todo el cine, que he ha erigido en pauta de lo que es la cultura y sus valores absolutos, marcados por el Mercado de consumo. Pero que en el fondo es la filosofía del ojo, del ojo como único medio de conocimiento y valoración, bueno de la vista como exclusivo medio de valorar… Y a veces el ojo del culo, o sea, la forma de ver el ojete del ano marca la pauta cultural y artística... Del espectáculo como lo único. Y por lo tanto de la entronización de la mentira y del engaño como valor supremo en toda relación de los humanos entre sí, en sí mismos y por sí… Todo de falsete, impostura, negación de la realidad natural, en donde ni ojete anal ni pan pringao, sino verga y chichi... Y quien sepa entender que atienda y entienda.
Porque hacerse escritor, optar por usar la palabras para erigir mundos apartes y mundos sagrados, distintos a la nada que abunda, al todo que domina con el ninguneo y la negación, es volver a crear el mundo. Por eso huye de los que se llaman escritores, que ponen sus afanes en lo que cuentan, no en cómo lo cuentan, la lengua y sus usos creativos, las palabras que construyen y reconstruyen el mundo de la nada. O esos panolis que se llaman poetas, que todo lo cifran en los sentimientos y nada saben de las mañas y argucias de la lengua, las palabras, semánticas, sonidos, sintaxis cruxificadas como primado para construir, ladrillo a ladrillo, por lo menos, alguna casita, una buhardillita, algo... Con sentimientos no se erige nada de nada, en todo caso tonterías, como no se hacen mundos con imágenes, dibujos, material visual, dios no fue haciendo dibujitos, ni siquiera escribiendo a mano o a máquina, sino que fue diciendo, y al hacerlo hacía el mundo, de forma oral, por la oralidad… Tal vez cantando bajo la lluvia de las cosas que surgían… Y muchas veces se preguntaba –nuestro escritor de tales intenciones y atenciones- si dios cantaría lo que decía, o lo recitaría, y en el tono que estaba… Si retumbaría en la bóveda celeste de los tiempos sin tiempo, ¿o fue el tiempo lo primero que nombró para crearlo, y luego el espacio, o al revés?, y si su resonancia era la que lo hace ser hasta hoy, y si esa resonancia es la música de las esferas y si esa música es la que hace el mundo y su armonía, y si es que por eso toda obra literaria ha de tener una sonoridad rítmica de altura, una musicalidad imprescindible, para que lo creado sea real, tenga visos y dotes de algo que existe, y que si hoy hay pocos autores y casi ninguna obra de arte literario que realmente valga, es porque no saben esto, no le dan el tono adecuado y por lo tanto no tienen la musicalidad creativa suficiente, ni voz ni voto los poetas y escritores hoy…
Todas esa preocupaciones aquejaban a nuestro hombre en un sinvivir. Incluso elucubraciones sobre la voz de dios. Si era femenina, masculina… O si sería simple metáfora todo para referir que el mundo fue hecho.
O sea el escritor como dios crea el mundo, o lo recrea, al decirlo. Y es preferente, es mayor y mejor la obra, si no tiene el referente, pues el dios creador bíblico no tenía ningún referente al hacer su creación. Por eso las obras de pura creación, aquellas que no espían la llamada realidad, de nadie ni de nada, para luego reproducirla con fruición, son las genuinas creaciones. Pasa que a los lectores tal vez se dé pánico volver a ver un mundo nuevo, único, recién surgido de la nada, y gustan más de esos cosquilleos sicotécnicos y de cuchipanda y artilugios de escribano de taller literario y agencia literaria, editorial comercial y libro de consumo, del que todos hablan con ligereza, y el tipo sale en la tele, tiene una relamida página güé, que hacer guiños en sus escrituras sobre la vida real de los lectores, sus sueños, manías, vida cotidiana y otras cosas. Pero sobre to de to, que gusta mucho, y gusta por los sentimientos. Como la morcilla de Burgos o las ranas de Galapagar fritas, el queso de Cabrales, la coca, las palomitas de maíz, un caramelo de menta o fresa, un bolero de publicidad, la plaiestesion, y así hasta agotar existencias, señores, pasen
y
vean, lafunciónvacomenzarconustedeslabestiapeludaquechupayquemamahayequilibristasacolgaos…

26 de marzo de 2009

COTARRO

La inconsistencia, la loca juventud, eso de tener dos nenas y tener que darles de comer, estudios, vestidos, salidas y entradas... Y no de cualquier forma, no…, y más con la grisis, la grisis, que estamos en grisis... O tal vez todo junto y revuelto, que ni se sabe ya, o es que le van a dar el premio Nobel y está preparando el decorado y el curriculo... Este héroe del tinglado. Resulta que le publica, le jalea, le publicita, le auspicia el tinglado, y el cotarro mediático del poder, los de arriba, los que mandan e imponen, en este caso la Editorial Planeta, que prefiero siempre llamar Trompeta, por su famoso Premio Trompeta, que no es sólo que salga hoy como primicia cultural y artística en El País, que también, y en un acervo artístico y novelístico acendrado de cinismo, caradura, insolencia, desvergüenza, desfachatez, descaro, desenvoltura, atrevimiento, procacidad, impudicia, frescura, sarcamo, inverecundia, mordacidad, ironía de la vida y de la muerte, descoco, tupé, irreverencia e incongruencia se arranca por soleares y responde:

Pregunta. ¿Qué le provoca ahora ascopena?
Respuesta. La mezquindad y el cinismo de los que manejan el cotarro.

¿A qué cotarro se refiere este triunfador del sistema sistemático y héroe de la cultura y el espectáculo del séptimo arte de engañar por la vista con vista?

Pues eso…, que queda por dilucidar qué es el cotarro y su verdad. Aunque con un mínimo de sentido común, el menos común de los sentidos, ya se sabe, en este caso, pese al despiste o treta de despistamiento y puesta en escena de la publicidad...

25 de marzo de 2009

DEL ESPECTÁCULO CULTURAL Y ARTÍSTICO

De cuando en vez he aludido a esos héroes de la cultura, esos famosos de la tele, esos gañanes del parné público calentito, esos manifaceros del espectáculo. Porque si cultura es sinónimo de sabiduría, erudición, saber, instrucción, educación, estudios, ilustración, sapiencia, conocimiento, ciencia, refinamiento, adelanto, desarrollo, civilización, progreso, perfección, cultivo, sensatez, vida entonces esos zascandiles no hacen cultura, todo lo más circo y del malo, o sea, espectáculo denigrado…
Demasiados poetas, escribidores, músicos, actores (o artore´j, como dicen en Llerena), pintores, bueno ellos se llaman artistas, se arraciman en torno y en el entorno, dándoles vueltas como perros serviciales con sus lenguas, al poder y a los políticos con mando y trinque en Extremadura. Porque he reducido mi visión a lo que se llama comunidad autonómica de Extremadura, la zona extremeñí de la piel de toro. Que la miseria de esta tierra nunca fue la falta de recursos, no, ni los miserables faltos de medios, que no. Ya es hora de darles su nombre a toda esa patulea de chichiribailas (en castizo y profunda definición de la jerga llerení referido a los que hacen espectáculo inane y al servicio del mando y jefatura para dormida de la gente en glorias liberticidas y larga mansedumbre, cuando no servidumbre), a esos monicacos, más cacos que moni, y a la denominación de origen comercial y de marca mayor, pues sólo son producto de Mercado y Capital, puestos con calzador político y a fuerza de subvenciones y pagos por servicios en la propaganda del régimen caciquil imperante, muy crédulos de que eso dura siempre, y de que no ha de haber quien les cuente las verdades del barquero, sin ser uno Aqueronte, desde luego.
Así, dicho sea con verdad y certeza, que da vergüenza ajena, pues los más de estos figurillas y polichinelas del arte oficial han hecho una fortunita y han trepado por un arte que es une merde, sin perdón, pero así se llama y siendo benévolos, a fuerza de artilugios y publicidades y mantenerlos en cartel un verano y otro, y venga que dale, y la temporada de invierno, otoño y primavera. Y venga cuadernillos editados a todo lujo para informar de lo que toca en cada sitio, y venga publicidad en medios, que así los compramos y dependden de eso y nos apoyan en las selecciones, digo elecciones… Ya se sabe, antigua práctica franquista que ha pervivido, información y turismo, cultura y tentetieso, acrecentada en las autonomías, como la extremeñí, merced a una locura vesánica que apostaba por lo que llaman cultura la linda retroprogresía, detrayéndolo de las cuestiones más acuciantes y necesarias. Y para esta gente la cultura es dinero, money, plata, parné gitano y calorro, que sin eso no hay cultura para ellos, en la locura que llaman industria cultural, del estado cultural, Marc Fumaroli dixit, en su ensayo sobre la religión moderna.
Serán cretinos vestío de limpio estos catetos entrenados, estirados y pagados de los demás, porque de sí ni eso. Suele ser gente aficionada a las artes, que trapichean golosamente para chulearlas, miméticos de otros artistas certeros a los que no llegan ni a la suela del zapato. Y a los extremeños se las están dando con queso, con ofertas culturales, como dicen ellos, más que malas, de perversa malaleche desde hace veinticinco gloriosos años. Que la gente, sobre todo la votambre, sigue tan burra como antaño, ahora con tele y cultura en lata, y la cosa cultural... Todo el entramado de la llamada consejería de cultura, los serviciso de cultura de las diputaciones provinciales, los ayuntamientos más importantes y ricos andan en esos andurrieles de servirles de botín para pagar su arte y su cultura, y al arrimo andan los sindicatos del crimen, ccoo-ugt, y alguno menor, asociaciones profesionales diversas como la sección de mando de la asociación de escritores de Extremadura, que aspira a hacer un trabajo que debería hacer la Junta, pero que no debería...
Evidentemente esas mismas instituciones castigan a los enemigos del régimen extremeñí, bueno eso creen ellos en su vesania, y como piensan que todos somos iguales de necios que ellos, pues se consuelan imaginando que si los critico –u otros- es porque no tengo acceso a las arcas del pago de sicarios del arte y parte de cultura. Vamos que en este caso es más que apropiado aquello de que piensan los ladrones que todos somos de sus condiciones… Piensa en ladrón que todos son de su condición y razón, pasión y vejación, que todas las palabras terminadas en –ón que sean sinónimas y pariguales les cuadran.
Se ha creado así, tal vez, el logro artístico más impresionante, aleccionador, interesante, pasmante, genial, interesado, original, y no digamos que cultural de toda cultura, el mayor entramado y trama de favores por apoyos publicitarios al triunfo del régimen y su partidos, o bipartidos únicos (pp&psoe), por ser los cantamañanas del guiño social, los que apoyan a los líderes y sus mensajes, sus pogramas (sic), y sus intenciones…
La cultura, la cultura esa de los buenos, los del orden que los votan y callan, que llaman al arrebato del voto al personal, con sus artes y culturas. Pero no nos andemos con ironías ni pan pagao por la Junta o alguna diputación, caja de ahorros del tinglado en mando, ayuntamiento..., no, y llamemos de una vez las cosas por su nombre. Esta gente que digo es la que justifica, con sus artes y cultura, los trabajos de zapa que los que mandan ejecutan contra la gente, con sus malos gobiernos, sus trinques diversos y varios, sus engaños, con la crisis y la falta de valor para realizar el socialismo que dicen en sus marcas de partido, justifican locuras como la instalación de una refinería de petróleos innecesaria y dañina, sólo con mentarla, poniendo todos los recursos políticos al servicio de un señor empresario, y con desvelos y trabajos que nunca han puesto al servicio de esta tierra y sus gentes, a la que demuestran no sólo despreciar sino utilizar para intereses personales, egoístas, capitalistas, sucios, negros de mala intención, perversos., ¡¡ahhh, qu´ajcko!! Llamamos a las cosas por su nombre, artistas todos, queridos chupaceites del político en mando y gatuperio, artistas de la cuerda floja, queridos artistas extremeñís de altura y cultura dominante, tan insolidarios con todos los artistas, tan soberbios con todos los artistas, tan pagados contra los artistas...
Y poco a poco voy a ir nombrando esos artistas, en una impronta de fotomatón y rabia, verdad y justicia. Porque esos artistas están engañando a la gente, porque si engañan a sus votambres tal vez lo merezcan…, tal vez; pero que no salpiquen. Y lo peor es que esos artistas están dañando al arte de verdad, al que no tiene precio, el que no es objeto de Mercado y no se valora con patrones del Capital, ni es valor de cambio en moneda, euro ni bocata de chopped, noche de hotel, publicidad de la tele o cama compartida como puta, con perdón de ellas. Esos artistas están contra el arte y contra la cultura del espectáculo, y contra en arte y cultura concebidos como espectáculos de mamurria y adorno, para drogar a la gente, ser opio del pueblo, racionado y programado. Contra el arte y la cultura de la gente, del esfuerzo, de los siglos de poso y paso, porque cultura es todo lo que el hombre hace como tal, y no el espectáculo a que ellos reducen con maneras circenses, si no lo hacen a industria o mercado, cuando no supermercado de latas y latones, bidones o depósitos de humo y nada… Que todos sabemos que los garitos oficiales llamados de cultura son de espectáculo y propaganda del régimen de dominio y de la gente que manda, obliga, impone, modos y modas, pasarelas y ferias infecciosas, furias de la negación y de la muerte...
No a todo eso, y apostemos por la vida, que no tiene ministerios ni diputaciones, ni ayuntamientos ni instituciones amparadas, en última instancia por la fuerza, para funcionar muy bien… Abajo esa cultura y esas artes, esos sicarios y esas tretas. Y donemos los recursos a los pobres, a los de Abajo, que ellos sabrán bien qué hacer con ellos, seguro.
Y no hablo de becas y cheques a la llamada creación de todo eso. Que eso sí que sí es mendaz forma de pagar servicios de sus mesnadas. Y de otras becas y estancias para formación que sangran…
He dicho y me quedo tan pancho, que ya seguiremos reflexionando certeramente contra estos enemigos de la cultura y las artes, que hay que nombrar por otros nombres, otras palabras, otras nominaciones. Me refiero a las palabras cultura y arte, gastadas en los espejeantes brillos y relumbrones. Pues ellos han raptado las palabras arte y cultura como uso para sus intereses.
Y pasemos a decir los primeros artistas de este espectáculo y estas pantomimas minadas de vacuo tonelaje de vacío, que he definido, del régimen extremeñí. Démosle honra y honores.


Se hacen llamar Acetre, y van de músicos soplagaitas, por supuesto tienen un magnífico modo de hacerse publicidad, que es el engaño imperante… Vienen de largo y con curri sulfatado de subven desde siempre… Ni un dedo que muevan, ni una nota mal atemperada que den está falta de subvención y pago. Bien de donde el partido mande, bien de sus entornos, pues los años avecinadados en tamaños usos han creado ya una clientela, un postín, un caché que se dice…, y todo parece del esfuerzo, de la calidad incuestionable (a fuerza de días rompió una vieja un hierro con las encías que dice el saber y la música de la gente llerení). Y todo merece respetos, parabienes, y mira Agustín que te estás pasando, y que si valemos mucho porque lo dicen críticos objetivos y la gente que compra nuestros cedes y que nos visita en internete y que si My Space, y que no hay otra manera de hacer lo que hacemos ¿? que arrimarnos y recibir ayuda oficial, y que si el sol que más calienta, que ha sido siempre así para todo artista…
Bueno, pues esta gente de Acetre ha obligado a la Plataforma Refinería NO, a quitar la música que de ellos pusieron en el vídeo de Youtube de la última movida contra ese mequetrefe y bestial proyecto de industria refinera en Extremadura, porque, claro, no es que no les hayan pagado los derechos de autor, sino que ellos están a favor del incomparable proyecto industrial trasnochado, y si no lo están, están deseando, o no quieren destacarse en contra del mismo porque ya se sabe, la Junta y sus mesnadas andan al quite y castigo de todo aquel que respire contra la refinería, y son eficaces y vengativos, que si estás contra te castigan con la muerte civil, y todo contra ti, y te eliminan, y no pillas ni una subvención en lo que te resta de arte y vida. Que así es la cosa nostra, la mafia del cortijo y de la cultura subvencioná… ¡¡Jó, que hermosa expresión, la mafia del cortijo!!
Que como caigas en desgracia todos los parabienes, como grupo musical de fuste, por mucho que ya puedas volar solito, se menguan como se aumentaron con el apoyo del caciqueo en mando y trinque. Que es cosa fina, ¡oíga, señora votambre que tanto sabe!

Bueno, en la próxima entrega tal vez hagamos curriculun a la contra, esto es, los servicios prestados, de cualquiera de estos pillapichas, de estos artistas y culturetas en servicio artístico y cultural al entorno refinero y sus terrores. Lo malo abunda.

24 de marzo de 2009

PALABRAS DEL PODER

Aceptar algunos discursos, o sea, admitir algunas formas de discurrir, de pensar, es estar ya entregado al enemigo, al otro, al que te quiere engullir y ningunear y mentir. Por eso para poner en claro quien es quien, y quien es el poder, los de Arriba, conviene delimitar discursos, y sus características. Los de la publicidad lo saben, por eso abunda en ellos la novelería de expresiones, marcas, títulos rumbosos, cantiñas de significantes... También lo saben los de la propaganda política y social, y lo mismo. Son lo que los marxianos llamaban la superestructura que justifica y sostiene los movimientos en el inframundo o subterráneos en donde están los sustentos e intereses de la cosa de mando y poder, como botín de la guerra del Capital contra todos.
Todo discurso, todo pensamiento, todo discurrimiento se expresa, impepinablemente, en la lengua, en el lenguaje que usamos, en este caso el español. Y por lo tanto si este español está trufado de expresiones anglófilas, como lo está cierto uso del mismo, el pensamiento, el discurso, el discurrir se atrofia y se entrega al de esa lengua y sus visiones, convicciones y pasiones. Es algo, para lo que se llama sociología del lenguaje, casi matemático. Uno no puede vehicular con elementos de otro su propio discurrir. Por eso noto esa enorme distancia entre las generaciones que estudiaron en su formación básica inglés y uno mismo, más allá de edades, vivencias, épocas… Uno estudió francés y eso cuenta y late, de alguna manera de ser.
Pero vengo a lo cotidiano, a la lucha en la propia lengua. Aceptar una sóla palabra o expresión del adversario político es estar ya perdido en el debate de ideas. Por ejemplo, y escojo una palabra contundente y santa, que apenas uso, como no fuere para la contra, esto es, para echar en cara su uso y su vacío. Es la palabras democracia. No leerán en mí tonterías del uso mediático y propagandístico de la mentira democrática, como es un blog muy democrático, es una costumbres democrática…, un hombre democrático, o una champaña o campaña democráticas..., o similares asertos. Porque los que mandan y sus medios han impostado libertad por democracia, han adulterado el significado de las dos para confundirlas e invalidarlas, vaciarlas, aburrirlas, hacerlas, incluso, cosa de expertos, cuando no propiedad exclusiva de ellos, que se erigen en sus defensores, intérpretes, usuarios, teólogos únicos de las endiosadas palabras que sustentan el tinglado que bendice los sótanos de sus intereses frente al común o la gente. De manera que democracia, que es una forma más de organizarse para gobernarse las sociedades, significa, para los que mandan, algo así como la patente de corso y bendición de sus actos, personas, hechos y todo lo que ejerzan y hagan con esa bendición mediante. Y así ejecutan el santo terrorismo democrático de sus urnas sobre la libertad. De manera que ya hemos tenido casos de dictadura democrática como hemos tenido tigres vegetarianos, que los transgénicos, la ciencia, dicen, está ahí para hacer posible todo lo que interese a los de Arriba siempre. Bueno la ciencia y todo aquello que se deje utilizar por el discurso, y sobre todo la conciencia. Que la primera batalla es la de la lengua, la del discurso, la de las palabras.
Pero no es por eso por lo que soy poeta, escritor atento al uso adecuado de la lengua, y a no dejarme permeabilizar por palabras como balas de muerte, como bombas, como morteros que me destrozarían en mi ser, haciéndome un vulgar más, un vencido y ejecutado por los enemigos de la libertad. Me encanta, disfruto mucho, es un jolgorio para mí, es algo que me revitaliza, me alegra, hace que me corra (con perdón) en la fiesta y el festín. Cuando participo en algunos blogs de índole y prédica claramente sociatas, o pperospsoeciatas con comentarios, intervenciones, etc., ya menos, y alguien de aventajada fe (en ellos) dice que si mi escritura es rara, que no sé escribir, que no se me entiende, o, por lo general, con expresiones de cabreo e insulto personal contra mis expresiones que los descolocan, mis palabras que les quitan la silla bajo el culo, entonces compruebo mi verdad, mi discurso, mi palabras, lo que en académico se llama estilo, y en macarra estilete, en clasicoburgués estilográfica...
Estilar es verbo de poco uso, que no es una palabra inventada o una jitanjáfora, como me dice mi amiga, la sin par gloria del mastuerzo en flor Marta-R. Domínguez Senra, a la que agradezco el gesto de situarme al lado del grande García Calvo, tocayo. Se hace lo que se puede. Digo que estilar es sinónimo de usarse, de acostumbrar, de hacer estilo también, y que me perdone María Moliner por este uso que no define. Creo que la revolución de la que hablo es la que pasa por estilar. Pero cuidado, no se trata de reducir el idioma, la patria única de palabras (eso de la patria como la lengua lo leí en primacía en Lope de Vega, en su La Dorotea, a instancia de mi maestro Juan Manuel Rozas…, que Fernando, el personaje principal, alter ego de Lope, al decirle a la amada le suelta: Porque tengo en la lengua y en ti mi patria: o sea el cuerpo de ella y la lengua es su patria, lo que resultó propuesta más que ventajosa y de bandera para mi joven ser, entonces: propuesta que no he abandonado y en la que milito, mi patria: la mujer que amo, o a quien ame en sus cuerpos concretos, vitales, y la lengua. Todo por ellos. Se trata de crear manteniendo las fuerzas esenciales del idioma. En mi formación de filólogo esto se llama ideolecto, y se dice que prácticamente todo escritor lo hace, lo construye, lo ejecuta. Me digo que depende, los escritores ruinas, los poetas estrellas y ministros, o los arracimados al poder, o a sus sectas y democráticas banderías, o democráticas huestes, cuando no democráticos botines, asumirán el discurso oficial de los de mando… Recuerdo el genial dircurso de Valle-Inclán, no sólo en determinadas obras, sino la asunción de todo un estilo en la parla, que de eso se trata, sin ser chabacano y teniendo la intención subversiva, que eso es la cosa. Por ejemplo un Eduardo Galeano pierde por esa parte, pierde mucho, pues no eleva su discurso y recrea la lengua, que es recrear el mundo, nombrarlo de nuevo, pues el mundo es la lengua en que se nombra, y se nombra en muchas lenguas y es uno.
Este debate o clarificación de la libertad frente al poder, de la libertad frente a lo impuesto como verdad, bueno esa triste verdad, que el poder siempre impone, por eso es triste y no tiene remedio, porque es mentira, aflora en determinadas situaciones y su expresión es grosera, antiestética, antipoética, cutre, perversa, fea, que no cuadra a las entrañas de la fuerza de la lengua, y menos en sus subterráneos vitales, y me refiero a las jergas de la calle o de la marginalidades varias, en las que estaría don Ramón del Valle también…, suelen ser inventos fatuos y coyunturales del academicismo diverso. Por ejemplo un caso flagrante es la expresión memoria histórica y los devaneos democráticos por cascar y endosar esa terrible y fea invención al riquísimo acerbo linguístico, que para mí va mucho más allá que para los diccionarios de la Academia, o de los estudios de lingüistas emperifollados. ¿Imaginamos usando la atroz expresión sinsentido, de nulidad absoluta a un Valle-Inclán o a un macarra drogadicto? Pues no, la sabiduría o competencia lingüística de ambos repelería el tecnicismo absurdo de la expresión, tanto en sus sentidos formales como de fondo. Y traigo esa expresión como podría traer otra, y la traigo porque lo usuarios e inventores de la misma han casado su uso con la intención y la militancia, su uso con el apoyo o no a una postura determinada sobre el pasado y los sucesos en la llamada guerra social abierta de 1936-39, que ellos, asumiendo el discurrir del poder ganador, llaman todavía Guerra civil de 1936-39. Lo cual no deja de ser lamentable y clarificador. Como eso de la condena de ETA, en expresión ad hoc, para determinar que no eres etarra, que odias la violencia, que no apoyas actos terroristas, que no usas ni admites que otros usen violencia para logros políticos, y si no la expresas como ellos imponen, mandan, obligan, pues eres etarra, o los apoyas. Porque ese es el estilo del poder, y si no lo dices como el poder pues estás contra el poder. Ahora si dices que condenas el poder, que condenas al psoe, o al pp, o la monarquía, o a la biblia en pasta no dices nada, porque para el estilo imperante, para el estilete y los fusiles y bombas, las guerras, terrorismos, uso de la droga y sus prohibiciones y consecuencias de tanta muerte y terror por parte de los que mandan, eso, esa condena no dice nada, aunque lo diga todo, y diga la verdad, la dolorosa y gozosa verdad que hace libres, una vez más, y sé que esa expresión la tomó alguien que sabía de su fuerza, y la tomó de un libertario, por eso la libero, y me digo que mi verdad me nace libre. Porque le doy a la expresión mi estilo, la estilo así, de esa manera.
Por eso el poder, últimamente, potencia las visualidades, la poesía llamada visual, y otras fotos de familia, como alternativa y condena a la escrita, cantada, expresada por la lengua, ya que la lengua es lo primero que cortan los que dominan, sobre todo la lengua diversa y biperina para ellos, sabedores de que en ella está todo, que pensamiento es lengua, que sentimiento lo mismo, que vida también..., que el uso de la lengua es síntoma de salud, de que una media palabra vale por toda las visiones, imágenes, imaginarías, cines y demás mentiras visuales que haber puedan haber. Que la lengua no engaña. Pero la chusma ignara cree lo contrario, como le dicen los listillos del poder ubicados cabe ella y al servicio del todopoderoso que habita Arriba, se vista la mona como se vista...

Continuaré esta serie de trabajillos sobre la lengua y sus usos. Ya que la Asociación de Escritores Extremeños, a la que me honro en pertenecer sólo como relleno e invitado de piedra, no quiere que imparta el curso del taller de creación literaria en Llerena, pese a tener toda la titulación y habilitación, amen de formación adecuada y experiencia sobrada para el mismo, aparte de que estar aquí en Llerena viene como miel sobre hojuelas para ahorro de gastos, y que mi dedicación sería sine die…, y el curso pasado mandó uno que se retiró y acudió a otro que por lo visto carece de formación, pero que tiene buena mano, que se dice… A ver si abren los ojos y esa asociación no está sólo al servicio del régimen extremeñí, sino de la buena escritura y de profes a lo menos contrastados y capaces, y etc…

23 de marzo de 2009

ALBÚSCULOS



A Eduardo y Mary




ALBÚSCULOS






1.
Me creo que la vida
es tan así, tan cuatro paredes
y una angosta entrada de rayos mortecinos.







2.
Cincelará su soledad con estos claros
que le ofrecen las sombras de su celda.






3.
El amor es un alba sonriente.
Noche. Desolación del fracaso.








4.
Perfil de ola eras
azotándome de agua el rostro
en la noche funeral.
Perfil de fuego.








5.
TROPIEZO
Tropecé con las puertas secretas
que dan a la suprema luz.







6.
Ellos habitan en tinieblas
como los muertos hace tiempo.







7.
Trazar el mapa de tu territorio
con una lucecita en las tinieblas.







8.
La lámpara tiembla
como un corazón en abordaje.







9.
El fuego, en su pasión,
no puede ser quemado.
Ni, en su frialdad, el agua
apagada.







10.
La llama tilila
buscando un hueco negro,
la caverna que alumbrar.







11.
Gramática, retórica, dialéctica,
música, geometría, astrología, aritmética,
luminotecnia.
Nada ilumina al hombre
sino la luz que emana, si distiende,
se esconde.







12
Locus amoenus.
Lux amoena.
Homo felix.






PREVIA. Los poemas de arriba pertenecen al apartado Albúsculos, del libro Quaderno de dexados, que dediqué a mi amigo y profe de literatura y a su compa, Eduardo García Chávez y Mary, en 1986. Lo traigo porque estoy en la labor de pasarlo al ordenata. Y como puede iluminar bastante pues añado el Preliminar a aquel libro que me editó la Editorial Extremadura, de Cáceres, por iniciativa del impagable Pepe Higuero. Es evidente que he considerado unas nota esclarecedoras de alguna intención. Lo demás que lo ponga el sabio lector. La ilustración es del amigo Juan Larrey. Ilustraron el libro él y el también amigo Francisco Javier Mateos Ascacibar.

PRELIMIMAR


Siempre me ha resultado reveladora la opinión del poeta sobre la génesis y circunstancias de su propia poesía. Este he sido el motivo que me ha impulsado a recordar algunos hechos e intenciones en que se inscribe el presente libro.
Uno escribe, en definitiva, sin saber bien para qué lectores. Se encuentra, pues, ante rostros tan blancos como el papel en que comienza a gestarse la creación del poema. En frase conocida, se puede afimar que la poesía resulta una actividad semicladestina entre nosostros. Lo mejor que se puede hacer es aceptar el hecho y seguir escribiendo, y si no, dejar de escribir. Uno, a veces, tiene la extraña sensación de que lo que hace es un detergente o algo similar. Y lo digo por la preocupación que se muestra porque la gente no lee poesía, no consume, y por lo de la promoción.(1) Cierto que en Extremadura das una patada y salen poetas a barullo. Y eso está bien. Y si los que leen poesía somos los que la escribimos, como dicen, está mejor.

El presente libro es un buceo en el fondo de un espejo. Y ese espejo quiero situarlo allá por el siglo XVI. Hubo en aquel tiempo unas gentes que, como las gentes de todas las épocas, tuvieron una anhelos dignos de libertad, de ser humanamente libres. Gentes que pretendieron lograr una experiencia espiritual transcendente a través de una experiencia física sensible, a través de los sentidos. Estoy hablando de los alumbrados, iluminados o dexados. En un ambiente social que se me antoja opresivo y atosigante entonces, esas gentes, esos dexados, anhelaron un tiempo mental más grato. En las postrimerías del presente siglo considero que estamos en la misma historia, y me avalan congruas muestras, entre las que menciono a vuelapluma el paraíso artificial de las drogas. En definitiva pocas veces el hombre fue libre, dichoso. Y por ello aquel siglo XVI y aquellas gentes son el espejo en que me miro, miro la época, mi época. Ya sé que el asunto de los alumbrados ha sido tema y motivo de otras creaciones literarias (2). No intento ni trato aquí ninguna suerte de poesía que podríamos llamar historietista o culturalista (3). Sino que el poeta toma una circunstancia histórica por motivo, como estado de su mente, y elabora poemas intentando emitirlos en ese estado; pero en un presente que también es huible. Puede ser una suerte de recurso estético o poético. Una huida, no ya a otra época, sino a otra mente.

Pero advierto que no pretendo que le lector reciba información, ni posea datos algunos sobre el contenido de los poemas. Que acometa la lectura con escepticismo o esperanza. Creo en el arte con misterio. Huyo de la comunicación y de la información. Lo que me interesa es la alusión y la invención. Por ello creo que, en cierta medida, dexados somos todos, o alguna vez lo hemos aspirado a ser.
Los poemas que hoy conforman el presente libro comenzaron a gestarse a principios del año 1984. En octubre de 1985 consideré, de momento, terminada la factura que ofrecen actualmente; pues se ha de saber que, en todo creador que se precie siempre hay un gusanillo que le lleva al retoque, el revoque y el estoque con lo que se va escribiendo. Y al poeta suele pasarle algo que pasó a los alumbrados. Que iluminado por la luz de Dios o la de Satán, concibe una palabras primorosa, la poesía, y el logro difiere siempre en su iluminación, cayendo, a veces por la inquisición que le circunda y pereciendo, las más de las veces, lo escrito, en los autos de fe, en las hogueras. Salvándose sólo lo que el viento se lleva. Pero la poesía hecha con esa iluminación, como el dexado, es audacia, osadía, porque yo, si soy poeta, puedo atravesar esa pared o esa ventana que se abre frente al abismo.

De esta manera no quiero que le lector pretenda encontrar valores y virtudes que, porque lo sean en la vida, tales como verdad, sinceridad, coherencia, sensatez, raciocinio, etc., lo deban ser en la creación literaria, en la literatura. Que alguien definió como el arte de mentir. Así interpretó lo que el gran poeta portugués dijo sobre que el poeta es un fingidor (4).

Creo que con la misma saña con que la Iglesia castigó a los místicos, iluminados y quietistas, el estado actual de las cosas imperante persigue a los poetas. Aquí otro guiño entre mis correligionarios del siglo XVI y el oficio de escribir poesía. Y es que es hoy casi imposible aludir en un poema o en poesía lo metapoético. Hablando con propiedad creo que nunca de dejó de hacer.

Alguna serpiente ha mordido al habla de los hombres de hoy que no es poética y lo que hacemos como poesía es sombra de lo que fue . El poeta de hoy busca, este poeta busca, en estos vericuetos verbales de los poemas, la poesía . Pero pasa, a menudo, que cuando está casi haciéndola aflorar fuera de los infiernos, a la luz, no puede dejar de volverse para mirarla y la pierde. Pierde la poesía que trata de recuperar en vano (5). Siguiendo con el mito diré que, al menos, es deseable que el lector (que el autor quisiera considerar como otro poeta y antipoeta) viera toda esta historia como una película de cine, aprehenda, de esta manera contemporánea y moderna, la poesía.Ya que su situación de privilegio se lo permite. Y esa es una de las intenciones del presente poemario.

Siempre creo que sucederá, y más en el primer libro dado a la estampa, que uno tenga intenciones o ramalazos de exponer una cierta suerte de poética. Así diré que la labor poética no sería otra para mí, como creador y lector de poesía, que la de conocer por la palabras. Conocimiento que se hace por la creación/lectura/destrucción del poema. O palabrear conociendo. Que tanto monta.

Llevo años haciendo esto que llaman poesía y creo que la propia práctica se vuelve la mejor teoría.
Este libro quedó finalista del premio de la prensa de poesía del año 1986 (6).

AGUSTÍN ROMERO


NOTAS.
1. Evidentemente eso ha crecido desde entonces, aumentando la locura a niveles descomunales. De manera que quien es quien, y si vale o no lo marca el Mercado Literario, la industria de la impresión de libros y de sus vendedores, que nunca la calidad per se de los autores. Estábamos entonces en plena época de integración en la Unión Europea, por parte del capitalista Felipe González y de sus gentes de trinque y mercadeo, y eso se notaba en el ambiente. Y todos los poltroneros chupando de subvención para la cultura, que creó toda una cultura del trinque. Y eso que la linda progresía clama: ¡más dinero pa la cultura! Como si la cultura y el arte fuese cosa de dineros... Claro que el dinero los ha ahogado y ha arrastrado a muchos en su vorágine. Sobre todo tanto dinero en manoss de tontos y lerdos... Que esa es otra.

2. Recuerdo, por su frescura de entonces, un hermoso texto teatral de mi amigo Jesús Alviz Arroyo, Un sólo son en la danza, editado por la Editora Regional, creo que casi reciente a la escritura de este prólogo.


3. Que a nadie se le ocurra eso de poesía histórica, semejante carquez no tendría perdón, como no lo tiene la novela histórica. El pasado y lo que en el mismo ocurre interesa a niveles mucho más interesantes que los meros históricos, como cualquiera puede suponer. No es el pasado coto absoluto de la llamada Historia.


4. Me refiero a Fernando Pessoa, y concretamente a una antología popular que Bruguera lanzó por entonces, que llevaba por título, El poeta es un fingidor, del admirable maestro Ángel Crespo como traductor genial y poeta de quilates.


5. Me refiero al mito de Orfeo y Eurídice, interpretándolo como una poética, el poeta sería Orfeo y Eurídice el poema, la poesía, recordando un magnífico poema de Don Francisco de Quevedo:


CONTRAPOSICIÓN AMOROSA
(MADRIGAL)

Si fueras tú mi Eurídice, señora,
ya que yo soy el Orfeo que te adora,
tanto el poder de mirarte en mí pudiera,
que sólo por mirarte te perdiera;
pues si perdiera la ocasión de verte,
perderte fuera así, por no perderte.
Más tú en la tierra, luz clara del cielo,
firmamento que vives en el suelo,
no podía ser que fueras
sombra, que entre las sombras asistieras;
que el infierno contigo se alumbrara;
y tu divina cara,
como el sol en su coche,
introdujera aurora en la noche.
Ni yo, según mis sentimientos veo,
fuera músico Orfeo;
pues de amor y tristeza el alma llena,
no pudiera cantar, viéndote en pena.

Parnaso, 220

Poesía original completa
. Francisco de Quevedo. Edición, introducción y notas de José Manuel Blecua. Planeta, 1981. Barcelona.
¡Qué hay que leer con gozo y atención a los clásicos!

6. El premio quedó declarado desierto contra sus propios estatutos, reglas, por simple censura de parte del jurado, y parte que va de poeta extremeño de renombre, eso sí, muy malísimo, un poeta ruina, editado por la Editora Regional y todo eso, y con todos los galardones políticos que haber pueda, pero mu malo como poeta, la verdad sea dicha. Así las gastan estos del poder,los primeros enemigos de todo lo bello, de todo arte, aunque lo tontos de baba y trinque de hoy pidan cultura y favores a las artes para quedarlas totalmente anuladas.¡Qué no! Que hay que anular y acabar con tanto garito de cultura en las instituciones, de tanta prebenda para sus poetas y escribidores, o artistas varios. Reducirse a servicios mínimo de bibliotecas gratis, y poco más. Pero esa es otra de la que estamos pendientes de parlar y tratar, la contra a la cultura oficial y política, impuesta por los políticos y sus mercadeos. Que asquito me dio ver a un político extremeñí por el acto de presentación de la obra de un poeta muerto, al que trataban desesperadamente, lo suyos y trásfugas diversos, de arrimarlo al ascua de su partido. ¡Qué profundo asquito! Y de vergüenza ajena…
No voy a nombrarlo...

21 de marzo de 2009

EL AGUA, UN BIEN DE CAMBIO PAL CAPITAL Y SU MERCADO

La canallada es convertir todo en valor de cambio, reducir todo y a todos a un precio, que esa es la pauta de medir quien es honesto y quien no, quien respetable y quien un fascista, un carca, un mentecato, un chulo y un bestia, quien convierte todo en en mercancía, en chanchulleo y negocio, en rentable, en medible por la moneda, esa invención fatal que lo globaliza todo... (¡qué asco he usado esa palabra que no dice nada, globaliza...!).
Porque el primer error, y terror, de este sistema capitalista que nos atrona es que, como necio, confunde valor con precio. Pero eso hacen todos los políticos en mando, eso mismo todos sus banqueros y sus votambres obedientes... Y así no se va a ninguna revolución, por mucho que lo publicite la prensa francesa o la belga, o la checa, o la bética o lusa...
Lo estaba pensando esta mañana. Que ya hay empresas del Mercado capitalista que están pensando vender el aire. De hecho se vende, porque en ciertas ciudades habitar en un sector u otro es cuestión de la salubridad que hay en cada uno, y varía el precio en consecuencia. La canallada se refiere a que el agua es una mercancía, lo mismo que las personas son mera mercancía para la industria porno, todopoderosa... Esos son los puntos en los que se ve qué es el Capital, sus crisis, sus insensateces, sus valores...
Pero todos los de Arriba lo defienden, todos sin paliativos. Y algunos se dicen de izquierda, socialistas, y lo que quieren en sus propagandas.
Así que a la primera voy a a hacer una asociación para conseguir que el agua, el aire, el movimiento de las válvulas de mi corazón, la mirada de mis ojos, y tantas y tantas cosas gratis y libres, generosas y limpias, que el Capital puede o pudiera convertir en valor de cambio, no lo haga. De momento exijo que el agua es un derecho gratis total en toda la tierra para todos los humanos, y la respiración o expulsar las excrecencias: heces, orina..., que lo mismo cobran un canon fijo porque cagamos y orinamos, estos políticos profesionales del poder. Y encargan del cobro a empresa privada, afín al partido en mando de los de Arriba. en los diversos países. Que algo indirecto ya se hace con la venta del servicio de basuras y limpieza...
Que, atento a desmantelar el chiringuito del Capital, ya he puesto los puntos sobre las íes a los traficantes de agua como manipuladores y negociantes con la necesidad, que es una de las canallescas bases del sistema capitalista que detesto, y cualquiera debería, que se habla mucho de él; pero jamás se le muestra descarnado y vivo... Y ya va siendo hora. Sin paliativos ni paños calientes, sin trolas ni trileros...

Me voy a beber un vaso de agua, para pasar el mal trago...

POR CHICHO


A FELIPE GONZÁLEZ


Por mucho que retuerzas el idioma
defraudando a cualquiera que te hable
decir que dimitir no es saludable
no es saludable, ni Filesa broma.

Ni la deuda ni el paro son de goma,
ni siempre va a salir quien te eche un cable,
ni basta declararse responsable
si miramos las cárceles de Roma.

Te atropella tu tren a toda prisa
se te borra la impúdica sonrisa
y la olímpica antorcha se te apaga.

No te salvan los medios de Polanco,
se te queman Benegas y Barranco,
Rosa Conde, Borrel y hasta Solchaga


A BALTASAR GARZÓN

Tú que dejaste un claro interrogante
trazado en el papel con mano justa,
dime ahora, si acaso no te asusta
el camino que tienes por delante.

Ejercer de político elegante
que combina el halago con la fusta,
sentir cómo en el alma se te incrusta
una droga sutil y dominante.

Contemplad el soborno y la frescura,
transigir con la trampa y la mentira,
arrinconar tu ciencia justiciera.

Renegar del valor y la cordura,
convivir con el déspota y su ira,
con la cima del GAL y con Corcuera.


POR LA ABSTENCIÓN

No me haréis escoger gaviota o rosa.
Con todo mi respeto por quien vota
no me quiero sentir como un idiota
que atiende más al nombre que a la cosa.

Os digo en verso lo que pienso en prosa:
si sólo importa el triunfo o la derrota,
que perezca la rosa y la gaviota
y que selle su fin la misma losa.

Al voto en blanco por igual me niego,
porque va a consagrar el rumbo ciego
de un sistema viciado de antemano.

De las listas jerárquicas me aparto;
si es un error, sabed que lo comparto
con Antonio García Trevijano.



En de Chicho, Chicho Sánchez Ferlosio






NOTA. Me he hecho de un libro estupendo, de Chicho, en Hiperión. Ya daré más noticias del mismo, y de sus poemas, como este soneto burlesco a don González, uno de los hombres más ricos de América... Y no vean el de Garzón, que parece que este Chicho soy yo, por lo de la fijación en los que son los elementos a burlar, los peligrosos manifaceros, la cosa partidaria... Esto es un adelanto breve... Ya hablaremos, ya... Y hablo, que se le puede recriminar también a Chicho su crítica a los sociatas y la casi nula a los peperos, de lo cual deducen los listillos sociatas, afines y entornos que uno es pepero, y Chicho también... ¡¡Qué no!! Es sencillamente que el sector pepero del bipartidismo es derecha y lo dicen, y eso lo tenemos claro... Es mucho más peligroso el sector sociata, que van de socialistas, izquierda, progresistas y lo que les da la gana en su publicidades engañosas, mintiendo antes con don Felipe y ahora con don Zapatero, engañando, trufando todo de trucos... Y por ende a los que hay que atizar con toda la fuerza, porque en verdad que tanto da que manden en un lugar, nominalmente como en otro, como que lo hagan a alimón en Euskadi, por ejemplo, en donde se verá la muestra palpable de cual de ellos es más vesánico y locuelo en el arte del mando y la mentira, utilizando sabiamente a ETA para sus logros de poltronas y poder, palo y propaganda.
Endilgo el soneto a micer Garzón, del amado Chicho, como asimismo y en sucesivos días reproduciré algunas muestras del arte de este poeta y cantor, con críticas del libros que apareció hace unos meses, Chicho, y algunas otras cuestiones que sólo he tocado de refilón por este sitio, que no es ajeno a la figura y sombra de uno de los maestros en el arte poético y musical, que desconfío mucho de poetas que no escriban con donosura y broma, humor temperado y canto. De esa gente que se pone mu seria y amenaza con sentimientos, sensibilidades y otras argucias tardorománticas mal entendidas y una seriedad de preboste de vigilancia y falsamente dolida de la vida. Esos poetas los aborrezco, me son sospechosos de mala poesía seria, su poesía lastrada y su mente sospechosa.

17 de marzo de 2009

FUGAXIADA



GUÍA DEL DANDY POBRE (Fragmento)
Por Baruch


Todos los movimientos del alma se reflejan en la cara. El hombre bello que quiere conservar su belleza, debe aplicarse a evitar todas las impresiones que afean, todos los movimientos violentos que, renovándose con cierta frecuencia, imprimirían necesariamente a las facciones una expresión correspondiente a los sentimientos que la han producido. ¿Cuáles son las fisonomías que encantan? ¿No son, sobre todo, las que expresan la afabilidad, la dulzura, la benevolencia, la gracia, la bondad y un cierto distanciamiento en el porte de índole aristocrática?

Para observar la lozanía y belleza es preciso también ser feliz en la posición en que uno se encuentra.

Lo esencial es hacer las cuentas con cuidado y no gastar más de lo que se puede, a fin de no contraer deudas y sufrir sus malas consecuencias. El gusto, la gracia, la elegancia, la distinción en el vestirse, compensan, a menudo, con gran ventaja, la riqueza de las telas y tejidos, el brillo de los accesorios, ese lujo exagerado que suele distinguir a la gente advenediza.

Por lo tanto, el primer cuidado del dandy que quiera ser apuesto, es organizar su existencia de modo que aleje todas las preocupaciones desagradables. Así es que aconsejaré que tenga un orden estricto en sus gastos, y cualquiera que sean sus tentaciones, le suplico que no se deje llevar por prodigalidades ruinosas.

La completa tranquilidad de espíritu es la primera condición para observar salud y apostura.

Penetrémonos de esto : que la felicidad es el objetivo de la vida, puesto que es el de todas nuestras aspiraciones; que esta vida es relativamente muy corta y que, por tanto, no hay que emplearla en torturarse y crearse desgracias a menudo quiméricas, dando demasiada importancia a las pequeñas miserias de la existencia...

Gozar de la hora presente, sin consumirse en quejas inútiles y en deseos irrealizables, tal es la verdadera filosofía.

Hay que desechar de nuestro corazón todas las malas inclinaciones que nos devoran, que contraen dolorosamente al organismo; reprimir toda disposición a la misantropía, a la impaciencia, a la cólera, a la amargura, a la envidia, en una palabra, a todas las pasiones bajas que, generalmente, se reflejan en la cara y en el cuerpo; y hacer un llamamiento, por el contrario, a los sentimientos generosos que lo dilatan y alegran.

Es preciso, no sólo hacer el bien, sino igualmente perdonar el mal. Sin querer prohibir de nuestras conversaciones las críticas, que son la pimienta, ni ese espíritu de observación un poco malicioso que nos hace observar el lado malo de nuestros semejantes, y que dé cierto picante a la fisonomía, no poner en esas críticas cierta acrimonia, y, sobre todo, no se debe ir hasta la maldad. El espíritu de maldad es el más fácil de todos, y hay muchas personas que no tienen reparos, por decir una gracia, en empañar una reputación, en causar un perjuicio irreparable.

Nuestro dandy debe mostrarse siempre afable, ameno; es lo que constituye la bondad del corazón, la distinción de la aristocrática elegancia.

Si es nervioso, irascible, deberá dominar sus nervios, refrenarlos, teniendo en cuenta que nada altera la serenidad, la pureza de las líneas, como la irritación, el mal humor constante.

Deberá, por idéntico motivo, combatir el fastidio con agradables lecturas, televisión, vídeo y cine; pero como en todas sus ocupaciones, no irá nunca hasta el cansancio. Si la vista se fija demasiado en una cosa, se irrita, se congestiona. Para calmar esa irritación o la sequedad del globo del ojo, causada ya por el velar, ya por el mirar durante tiempo, un movimiento natural nos impele a frotar con los dedos, y esta fricción, repetida a menudo, es perjudicial para los párpados, y no olvidemos que es, sobre todo por la pureza de los párpados, por lo que se reconoce la juventud.

No obstante, es indispensable leer, ver la tele, video o cine, para estar al corriente del movimiento intelectual. Por muy apuesto que uno sea, si es ignorante y tonto, no merece aquel nombre, pues entendemos por hombre bello al que seduce, cautiva por la inteligencia y el corazón tanto como por la mirada. Solamente que hay que evitar leer de noche, sobre todo en la cama, lo que congestiona la cabeza y la córnea del ojo. No hay que creer por eso que queremos hacer de nuestro dandy un bachiller, un marisabidillo, el imponerle lecturas científicas o fastidiosas, ni menos un trabajo serio que pueda fatigarlo. De ningún modo.

La misión del apuesto dandy no es trabajar. Lo mismo que bellas flores no están en la creación sino para agradar y agradarse; son objetos de arte, y el arte es y debe permanecer inútil, si se quiere llamar inútil a lo que proporciona los placeres más elevados y más vivos.

El hombre apuesto, que es obra maestra de la creación, y que ejerce sobre la civilización su acción resplandeciente, que goza, ya lo hemos demostrado, de todos los refinamientos y de todos los lujos, tiene una influencia mucho más extensa, mucho más alta que los desgraciados trabajadores que pasan su existencia en un trabajo eminentemente útil, sin duda, pero servil y mecánico.

¿Cómo deberán hacer su educación literaria, artística y científica? No tenemos necesidad de indicarles ningún método. La mayor parte de los dandys, sobre todo los que tiene el deseo de agradar, tiene el ingenio prodigiosamente sutil. La sociedad de personas inteligentes basta a veces tan sólo para instruirlos; pero hay también revistas cuyo objeto precisamente es condensar el movimiento intelectual y artístico; la lectura de algunos números les tendrá al corriente de ese movimiento.

Además del trato con personajes visibles, literatos o sabios, aconsejaremos que se reunan de preferencia con personas amables y buenas, que no puedan causarles ninguna decepción. Deberán de cuidar de descubrir en sus amigos, del mismo modo que en las obras literarias o artísticas, lo bueno, el lado bueno, y cerrar los ojos todo lo posible sobre los defectos; en una palabra, se guardará de buscar lo que suele llamarse el punto negro, propio de caracteres quisquillosos y descontentadizos. La tolerancia y la bondad son las dos grandes virtudes. Será mejor decir: es toda la moral.

Por último, vamos a abordar, no sin temor, una cuestión muy delicada, muy escabrosa: la cuestión del sentimiento. No os enamoréis, pues para conservar la lozanía no hay que amar, llorar y reír más que a medias, pues todo eso desfigura horriblemente. ¿No sabéis que la palabra pasión viene del latín passio, que significa sufrimiento? Amar es sufrir. Así que refocilad con toda hembra placentera por el mero gozo corporal, siempre más joven ella que vosotros, y no le deis mayor importancia que a una ducha. Nos os importen solteras, comprometidas, casadas, divorciadas y viudas, con tal de que no os metan en líos ni os aquieten el ánimo. Pasad por sus vidas como si las usarais.

Todos los dandys saben esto por experiencia; así es que no les decimos nada nuevo. Queremos dar sólamente algunos consejos útiles, fruto de nuestra experiencia personal, e iniciarlos en los secretos de la verdadera elegancia.

Los hombres delgados encuentran fácilmente el modo de rellenar los ángulos demasiados agudos, buscando redondeces allí donde la naturaleza se ha mostrado parca. Los que se desesperan de estar demasiado gruesos saben también disimular sus carnes; pero esto último es mucho más difícil.

Las personas quisquillosas, los moralistas intratables, los aficionados a criticar, harán sin duda a esta guía un cargo especial: le acusarán de desarrollar en los varones ese gusto por la coquetería y el lujo tan funesto, según dicen, a las buenas costumbres y tan ruinoso a las familias y personas. Esto es para pobres.


NOTA. He puesto en la red una novela en formato de blog, Los héroes huyen del enemigo, vengo diciendoOOo!! Este es un fragmento. Cualquiera puede leerla, citarla, enlazarla, lo que quiera, citando siempre procedencia y autoría, y sin afán de lucro. Y en estos tiempos de crisis religiosa y de las otras, pues qué mejor aditamento que ese texto sobre el dandismo cutre y pobre, que diría el otro. Que la disfrutéis.