4 de mayo de 2009

TEXTOS SELECTOS QUE HABLAN DE JUDÍOS


La maña del judío, después de harto,
arrecío (palabro llerení que quiere decir con frío).

Dicho popular, mi madre

Si se queman pelos o uñas en la candela,
el fuego o el brasero trae mala suerte
o se muere el hijo mayor de la casa.


Superstición popular llerenense de origen judío

Para el próximo número de Torre Túrdula, que nunca salió, tenía preparado esto. Una selección de textos que hacen alusión a Llerena, del libro de Henry Kamen. Para una de las secciones fijas, páginas selectas. Y me lo encuentro por casualidad en un archivo. También tengo textos alusivos a esta localidad desde donde se haya el poeta, de otros autores, clásicos, por lo general de la historiografía relativa a los judíos de España y Portugal, ya que una de las manías de la revista Torre Túrdula era la de aportar abrumadora bibliografía y documentación mostrando en pasado profundamente semítico de no pocos de sus habitantes, de su aljama, de su historia y cultura, costumbres y usos y preguntándose por qué Llerena no forma parte de esa red de ciudades con importantes aljamas judías, no ya en España sino en Europa. En esa red casi todas son falseamientos, amaneramientos, torticerismos y espectáculos turísticos, utilizando una historia falsa y burda al servicio del espectáculo turistero y parque temático de jolivu, vamos que en todas abunda la impostura mentida y la mentira y falsedad de un judaísmo falseado y de cine, o sea totalmente mentido, como todo lo que el cine chabanea y difunde, que los cultos venden por real e histórico... Tan de moda en centroeuropa, y tan usual en el franquismo turístico, por cierto. Pero ya abriremos un nuevo frente contra el cine, como configurador de una cierta cultura falsa y mentida enciclopédica, que el cine tiene mucha culpa en la crisis moral y cultural profunda de mucha gente y votambres, con sus usos encandiladores, que trabaja siempre para configurar la estructura mental en pro de los de Arriba y por los poderosos, como veremos oportunamente en esas entregas contra el cine, que nadie lo parla y ya es hora.
Y ahí van esos textos de Kamen que están plagados de la cosa judaica. Y remato con ese, que encontré junto a estos, de Yitzhak Baer, en la clásica Historia de los Judíos en la España Cristiana. No transcribo el que habla del Alboraico porque ya lo traté en otro sitio. Además Baer confunde Llerena con León, porque Llerena era la cabecera de la provincia de León de la Orden de Santiago, y así se le conocía en la antigüedad, hasta el siglo XIX… En fin, algo para que, quien desee, se acerque a esos textos de historia. Con ojos actuales imaginar la forma de pensamiento, de vida, de valores de las gentes que vivieron en esos siglos, es algo casi imposible. Sin la falsa imaginación de los cineastas y mentideros visuales, que ningunean cuestiones de más calado que penetran por todos los sentidos. Y sin eso no puede haber comprensión cabal. Comprender no quiere decir justificar, tampoco condenar usos inquisitoriales, ya pasó, es del pasado. Pero sospechar que algo perdura en nosotros me hace estremecer.

Y como coda anotar, hablando contra la industria del cine, que no es arte, es eso, artilugio e industria fiera del Mercado y el Capital, sea del Estado, sea privado; que seguramente tiene parte de culpa del pésimo gusto con que las autoridades remodelan, adornan, fabrican y modifican las partes antiguas de las ciudades y pueblos; para ponerlas en orden a lo que se ve en las pelis de historia y chabacanas de la cosa histórica, ya que también los órfebres y fabricantes tramoyistas de tamañas tropelías son mu cultos y mu cinéfilos, vamos... No restauran, hacen eso, tramoya de cine, montajes para la escena, para lo visual y sus engaños y mentiras, manejos y ventas... Que hasta de esa forma está el cine destruyendo parte del legado real de la cultura de la gente. Menos mal que sólo es en lo que se ve... Pero, trankis, que ya seguiremos rajando contra el cine como configurador de la cultura del poder...


Otra ocupación destacada de los conversos era la medicina. Igual que en el caso de las finanzas, no debe exagerarse su número y la importancia de su contribución. Así, la propia Inquisición de Logroño (Navarra), a finales del siglo XVI, se vio necesitada de un médico, pero no pudo hayar un cristaino viejo suficientemente cualificado; finalmente, tuvo que designar a un converso para el puesto. Para ello se consultó a la Inquisición de Madrid, que decretó que se contratara al converso; pero sin darle título oficial, con la esperanza que algún día encontraría un cristiano viejo. Una situación igualmente embarazosa ocurrió en Llerena, donde la Inquisición informó en 1579 que, a falta de médicos que fueran cristianos viejos, las autoridades habían nombrado médico oficial a un hombre que ha estado preso en esta Inquisición por Judayzante tres años y medio
Pág. 37

... ... ...

Mientras tanto, hechos como el descubrimiento e inmediata quema, en Llerena (Extremadura) en septiembre de 1467, de dos conversos por practicar el judaísmo, parecían confirmar la falta de sinceridad religiosa de los cristianos nuevos.

Pág. 48

... ... ...

Al mismo tiempo que ocurrían estos incidentes en Córdoba, se elevaron quejas en Llerena (Extremadura) contra las actividades del nuevo inquisidor, llamado Bravo, quien había sido ayudante de Lucero en Córdoba durante un tiempo. Bravo arrojó a la prisión a tantos ciudadanos adinerados, a pesar de las protestas de uno de sus propios allegados, que los parientes de los condenados finalmente reunieron el valor suficiente para elevar una petición a la corona:

Los parientes solicitaron a los presos en la cárcel de la Inquisición de las villas de Llerena besamos las reales manos de V.A. y le hacemos saber que los Inquisidores de aquella provincia e sus oficiales han perseguido e persiguen a los dichos presos y a nosotros con mucho odio e enemistad y han fecho muchos agravios en la manera de las prisiones e en la forma de los procesos y en maltratar así a los dichos presos como a sus mugeres e hijos e fasiendas.

Pág. 76

... ... ...


La prolongada historia de los alumbrados está relacionada directamente con santa Teresa, pues se enmarca en las acusaciones hechas por el mismo fray Alonso de la Fuente a partir de 1573 contra grupos de adeptos, primero en Extremadura y más tarde en Andalucía. Sin duda fray Alonso era un hombre transtornado, que poseía un odio ardiente contra judíos y jesuitas, pero era lo suficientemente perceptivo como para ser capaz de identificar el nuevo iluminismo y a sus dirigentes que, en su mayoría, pertenecían al clero. En el gran auto de fe de Llerena, que se llevó a cabo el 14 de junio de 1579, había veinte alumbrados de un total de 60 penitentes. El grupo tenía creencias extrañas: rechazaba a la Iglesia y a Jesucrsito y centraba su devoción en Dios. El cabecilla, Hernando Álvarez,
dixo que Jesucrsito no era bueno sino para Gitano. Los alumbrados de Andalucía fueron castigados en un auto de fe que se llevó a cabo en Córdoba el 21 de enero de 1590.
Pág. 129

... ... ...


En algunas zonas, la discriminación contra los familiares era bien patente, si es que damos crédito a los inquisidores de Llerena, que en 1597 se quejaban de
los agravios que los corregidores i pesquisidores i alcaldes ordinaries i concejos (h)an hecho i hazen a los familiares deste Santo Oficio solamente porque son ministros dél. Lo cual se ve porque un hombre vive en su lugar 20 y 30 años sin que las justicias no concejos le hagan agravio ninguno, i en haziéndose familiar se conmueben contra él, especialemnete (h)abiendo confesos en el cabildo.
Pá146

... ... ...


La evolución de una situación de déficit a una relativa estabilidad puede verse en el caso del tribunal de Llerena. A principios del siglo XVI, aunque los ingresos obtenidos de los judaizantes no eran aún cosa del pasado, la mayoría de los tribunales se enfrentaron a graves problemas. Los peligros de esta situación estaban seguramente en la mente de un converso de Toledo que dirigió anónimamente en 1538 un memorial a Carlos V:
Vuestra Majestad debe proveer ante todas cosas que el gasto del Santo Oficio no sea de las haciendas de los condenados, porque recia cosa es que si no queman no comen.
… … …

Desafortunadamente, esto fue precisamente lo que los inquisidores de Llerena se vieron forzados a hacer. Sin ningún ingreso, se vieron obligados a salir y buscarlo.
Es de ver –comentó un inquisidor-, el remedio que podrá aver la sustentación del dicho Oficio en lo venidero. Durante los dos siglos siguientes las confiscaciones y las canonjías se mantuvieron como las principales fuentes de ingresos directos de la economía de cada tribunal: dos canonjías, en Málaga y Antequera, proporcionaron al tribunal de Granada el 12,8 por 100 de sus ingresos totales en 1573… … ... y cuatro canojías, en Badajoz, Plasencia, Coria y Ciudad Rodrigo, sumaban el 37,1 por 100 de los de Llerena en 1611. Sin los ingresos anuales regulares provenientes de los cargos eclesiásticos, la Inquisición hubiera llegado a la bancarrota.
… … …


En resumen, los casos se convirtieron en la fuente regular de dinero de la Inquisición. En 1573, no menos de un 74 por 100, y en 1576 el 80 por 100, de los ingresos del tribunal de Granada se debían a los censos y al alquiler de las casas; en 1611, el 63,3 por 100 de los ingresos de Llerena provenía de los censos.

Pág 151
... ... ...

Las visitas eran invariablemente odiadas por los inquisidores. Implicaba el tener que viajar durante largos periodos de tiempo a través de caminos difíciles y a menudo a través de territorios privados cuyas autoridades eran hostiles... El inquisidor de Llerena visitó 25 pueblos en 1553 y 22 en 1554; el primer viaje duró seis meses y el último, cuatro….
Entre 1552 y 1559 el tribunal de Llerena impuso penitencia a un promedio de 122 personas al año durante las visitas, y logró recibir unos 3000.000 maravedises (800 ducados) anuales en conceptos de multas. Para contrastar estas ventajas hay que mencionar las desventajas, representadas por el hecho de que las infracciones castigadas eran en su mayoría menores e insignificantes, que el dinero reunido nunca era suficiante ni siquiera para pagar los salarios, que podían suscitarse conflictos entre el inquisidor que había visitado anteriormente y el que lo hacía en ese momento y que los casos se amontonaban durante las ausencias (en 1590 el inquisidor de Llerena rehusó llevar a cabo una visita, aunque la Suprema le ordenaba que la hiciera, a causa de los casos urgentes que tenía pendiente el Tribunal).
Pág. 176

... ... ...


En cambio, en el siglo XVI el tribunal de Llerena se alojó en un edificio que fue descrito en 1567 como pequeño, viejo, pobre y mísero que tenía solamente 52 celdas, que ciertamente no eran suficientes para los 130 prisioneros que tenían ese año.

Pág. 181

... ... ...

En 1579, los inquisidores de Llerena informaron a la Suprema de que a
todos los clérigos que están presos por la doctrina de alumbrados se les (h)a dado tormento y no (h)an confesado cosa alguna, aunque por ser algunos dellos muy viejos y estar enfermos y cascados con la larga prisión, no se les (h)a podido dar con el rigor que convenía. Muchos de los que habían sufrido la experiencia quedaban en un estado lamentable, con miembros rotos irremediablemente, a veces con la salud y la razón quebrantadas; en algunos casos llegaron a morir bajo la tortura. Pág. 186
... ... ...


Los inquisidores de Llerena en 1590, desbordados por el exceso de denuncias de alumbrados, judaizantes y moriscos, señalaron la urgencia de
atender a despachar las causas de los presos de esta Inquisición que son más de sesenta y algunos dellos (h)a que están presos siete años, y seis, y cinco, y los menos, de cuatro abaxo: y cada día forman quexas de que se dilaten tanto tiempo sus negocios .
Pág. 192
... ... ...


En 1573, por ejemplo, el corregidor de Plasencia transfirió al Santo Oficio en Llerena a un morisco condenado por su jurisdicción a ser ahorcado y descuartizado por la supuesta destrucción de una imagen de la Virgen; la Inquisición, sin embargo, halló que la acusación carecía de pruebas y lo dejó en libertad.
Pág. 198

... ... ...

Alguna vez, la intervención inquisitorial tuvo connotaciones políticas: el tribunal de Llerena, en 1606, persiguió a Diego Díaz, sacerdote de Torre de Don Miguel, por predicar –en portugués- que
Dios no había muerto por los castellanos;…
Pág. 255

Henry Kamen, La Inquisición Española, Biblioteca de Historia de España. RBA, 2005

... ... ...

Al lado de estos dos hombres y a sus órdenes trabajaron muchos judíos arrendadores de impuestos. Su importancia podemos deducirla de la amplitud de sus poderes. Don David Alfahar, arrendador de Murcia y Cartagena, obtuvo en 1478 una autorización en blanco para nombrar escribano de cámara a quien él deseara. Un judío llamado Israel o Gabriel Israel, arrendador de impuestos en Llerena, obtuvo según parece su nombramiento por los servicios prestados en la guerra de Granada como intérperte de árabe.

Pág. 757
cap.
XII
LOS REYES CATÓLICOS

JUDÍOS Y CONVERSOS OFICIALES DEL REINO


Yitzhak Baer,
Historia de los Judíos en la España Cristiana, Ríopiedras Ediciones, Barcelona, 1998, primera edición 1945.

2 comentos:

Ana dijo...

Hola Agustín, gracias de nuevo por el comentario a “el laberinto”, por dar “las razones” técnicas. Uno lee poesía y se siente como la música. Es mas, a veces después de leer un poema, me queda un rato dando vueltas una estrofa como si tarareara una melodía.
En relación a lo que escribís en esta entrada, lo que me ha llegado es, que los que somos de origen español tenemos si o si de moros y judíos. Quienes viven allá tienen sus raíces allí nomás, se remontan a tiempos inmemoriales y rastrean en ellas, cosa que con la emigración se pierde. Leía en el blog de Marta el otro día tu comentario sobre los Portugueses en España y me acordé de que a mi abuelo le decían a veces de broma que era Portugués - hablaba perfectamente el idioma, vivió entre salamanca y Extremadura- y se enojaba cuando se lo decían, no se por qué. Además me han dicho que mi segundo apellido es de origen portugués. Pero todas estas cosas que ustedes las tienen claras, y vos acá las explicás con bibliografía, etc, nosotros las tenemos en un baúl, en una especie de caja de Pandora, se han quebrado con la inmigración. Nos han llegado hilachas de toda esa historia. Aquí en general a la gente no le interesa esto, para nada. Personalmente me da mucho placer saber, aprender o leer sobre estos temas, de hecho me sentaba con mis abuelos a que me contaran las historias de su patria.
Me ha quedado siempre la frase de un hermano de mi abuela, que al haberle preguntado por qué salió de España y no quería volver ni de visita, respondió: “España fue para mi mala madre”, con su austeridad y dureza no explicó ni dijo nada mas, allí quedó la cosa. He escuchado cosas a medias palabras, anécdotas inconclusas, en fin…
Un beso fuerte.
P.D: pregunta: por lo que conozco ni moros ni judios mantuvieron su religión, como decís en esta entrada eran conversos, quedó mas en la tradición que en otra cosa. ¿ En las familias se mantienen estas tradiciones de un pasadao de judaísmo o musulmán?

Ana dijo...

Ah! y leyendo lo que cuenta Marta, sobre las orejas, recordaba ahora, relacionándolo libremente con lo que vos escribís acá, que hace tiempo un paciente - que decía saber de que orígen era cada uno por las orejas - me dijo que yo era claramente de origen semita. Le tendría que preguntar a Marta que parece especialista en eso mismo! Como seguramente va a leer esto, me contará algo del tema...

Publicar un comentario en la entrada

Si haces un comento, porque esta entrada -vamos- su contenido, te ha impelido a ello, es muy de agradecer. Toda idea, pasión, impulso, emoción, expresadas en comentario, son muy agradecidas por el autor, y seguro que por los lectores de este sitio. No hay ninguna cortapisa, como en casi todos los lugares que ponen mucha traba. Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, per se, es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud. Que no te canse.