9 de septiembre de 2008

TUS ALAS




A P, siempre


Porque quise dejar de tener miedo
te amé, te amé te amé como si huyera
del presente miedoso que pudiera
quitarme de la boca tanto yelo.

Tanto y tanto amargor y desconsuelo
a mí me perseguía en mi ceguera,
porque en tu claro amor puso frontera.
En tus hermosas alas puse el vuelo.

Vuelo que de la muerte redimía,
alas con las que la vida me llevaban
del miedo mortal a valentía.

De la angustia, ansiedad me liberaban.
La pasión con tu amor se me prendía.
El pavor, el dolor se derrocaban.



De Una carta, un amor (1993-2007)