30 de septiembre de 2008

QUE ME BORREN

Desde luego que de las listas del poder es muy difícil zafarse. Pero sobre todo de las listas de listas de los verdaderamente peligrosos con las listas, que si un clérigo de cualquier iglesia quiere tenerme en las suyas, mu bien, allá él y esas listas...
Llevo un montón de tiempo tratando de que me borren como votante, que ni soy ni quiero. Mi poder personal no lo otorgo a nadie. Y eso es verdaderamente imposible...
Cuando me ha ocurrido algo extraordinario, como por ejemplo conseguir un trabajo de profe, o sea vender mi tiempo y fuerza de trabajo, en este caso a un administración, pues he recibido mucha publicidad de coches y facilidades para su compra y todo eso... Es evidente que mis datos se los pasaba esa administración al particular para su negocio... Y no quiero nada de eso. Por ello que me borren de los archivos del censo de electores. Que son los censos de los partidos y partías polimilis, de sus entornos, de sus negocietes, de sus sindicatos, de sus mandamases, de sus jueces y juezas, de sus gentes de porra y parra, de sus sicarios y, en fin, de sus esclavos todos y sus siervas todas, por no hacerlos demérito por razón de sexo o saxo...
¡¡QUÉ ME BORREN DEL CENSO ELECTORAL Y ELECTORERO, PERO QUE YA!!
(ese sí que daña)

1 comentos:

Antrophistoria dijo...

Hola Agustín.No sé si me ocurre sólo a mí, pero los reproductores de música que tienes puesto en el lado izquierdo del blog no dejan leer el texto en su totalidad. He probado en varios ordenadores de mi casa y en todos ocurre lo mismo. Míralo para ver si lo puedes solucionar. Un saludo.