24 de septiembre de 2008

PODERES INTERINOS

Me encuentro un antiguo alumno. Un chico aplicado, honesto, estudioso, con una voluntad de hierro y buen corazón… No me excedo en esas descripciones de este hombre. Nada. Más que inteligencia, que la tiene bastante, este chico es pura voluntad. Estaría por decir que tanta como el caballero inexistente de Italo Calvino, o más.
Acaba de aprobar, antes del pleno verano, allá por el junio que parece muy lejano y doloroso, oposiciones enla comunidad de Madrid a profe de insti y para latín. Que hizo clásicas y en concreto latín. Siempre lo veo entre el deporte y sus estudios, totalmente entregado. No voy a mencionar su nombre, que él y yo sabemos bien y con eso basta.
Me comenta que ha tenido que sacar nota muy alta, porque con eso de los interinos y sus prebendas…, ya se sabe... Que quieren entrar por todo el morro, por el artibirloque de estar ahí como si eso fuera todo. Hay profess interinos e interinos. Eso como en todo. Pero como colectivo amparado por los sindicatos verticals y del entorno del tinglado bipolar, pues vamos dados. Ya en mi época este colectivo mediatizaba oposiciones y su rapiña, con prebendas absolutamente incostitucionales. Y todos se callaban. Ellos defienden esa forma de acceder a la función pública, que es la más enchufista de todas y la más horrenda…, porque, ¿cómo se accede a interino? Nunca lo he tenido claro y nunca lo fui...
Como botoncito de muestra de esas prebendas de este colectivo expongo la de que por tol morro están exentos del año de funcionarios en prácticas, porque se les supone el saber y la sabiduría en el interinaje. O sea que ese año de practicas, que está enfocado a que el nuevo profesor conozca el sistema, y las normas, leyes y demás que rigen el funcionamiento de su trabajo se lo saltan, con las consecuencias nefastas para todo el sistema educativo, las practicas corruptas y las barbaridades que eso acarrea. En los años que estuve en la enseñanza pública lo pude ver, comprobar y a la postre fui una víctima de esa arbitrariedad del interinaje y sus vicios y errores.
Reproduzco un documento por el que se me niega el acceso, y copias, de las actas de claustros y consejos escolares, a los que tenía pleno derecho legal, pese a lo que dice de que consultaron a la delegación provincial, que seguro que fue un interino o que fue interino quien les asesoró... Y tenía pleno derecho a copias, aunque no fueran referidas a mi persona -el interesado- o del mismo..., como miembro de pleno derecho de claustro y consejo escolar... La cosa indica mucha más torpeza y maldad si se informa que los necesitaba para argumentar en mi favor, por un expediente disciplinario abierto a petición de estos que me niegan la defensa, contra toda ley y derecho. Expediente que no fue a ninguna parte y fue sobreseido y archivado sin causa alguna, porque no la había. Sólo había ignorancia por parte de los funcionarios que lo promovieron, ignorancia y mucho odio hacia mi persona, eso sí, motivado por lo de siempre: mi pensamiento y mi ser como soy, que también traía -en sus findos miedo-; y casualmente todos habían sido interinos antes, y algunos con mucha mili de interinidad, hasta que a fuerza de eso los aprobaron un buen año, porque estaban de suerte. Y esto es sólo un pequeño botón de muestra del pelaje del colectivo de interinos docentes, cuando deciden actuar en comandita. Y que buena parte de lo mal que va la enseñanza se debe a esto, a sus apoyos y suertes.
Así que le deseo a mi antiguo alumno toda la buena ventura, la va a necesitar, este año, si los interinos le dejan incorporarse a la plaza que en buena lid ha aprobado. Porque esa es otra. El colectivo de interinos se coloca antes que los que aprueban el año en curso. Me ocurrió ya cuando aprobé, y lo puse en conocimiento del Defesor del Pueblo, que me dio la razón e instó, mediante una circular, a todas las instancias administrativas para que semejante atentado contra toda ley y derecho no se cometiera en adelente, que a mí no me benefició. Pero el tiempo pasa y el colectivo interino se las sabe toda, con sus sindicatos del crimen de apoyo, y vuelven a colocarse antes que nadie. Por el morro. Son los males de la enseñanza y de la falta de respeto a las normas elementales y racionales.
De manera que tal vez, me comentaba este alumno y profe en trance, que a lo mejor después de Navidad se incorpora a algún insti perdido por la comunidad madrileña... Lo tiene claro, porque a día de hoy no lo llamaron.