23 de agosto de 2008

A VUELTAS CON TT


Soy un promotor pobre de revistas, y dirijo una revista que muchos consideran modélica en Extremadura, Torre Túrdula, que, aunque pobre y limitada en lo económico, es digna, abierta, y quiere ser rica y buena en otros aspectos, como los creativos, culturales y comprometidos. Libre e independiente y crítica, enriquecedora...
Eso de arriba decía hace un tiempo. Y lo traigo a cuento de lo que me dice el amigo, el médico Aleixandre, sobre que en un foro de Azuaga se elogia a la revista Torre Túrdula (TT), a mí mismo y todo eso. Que lo busque y lo vea que es interesante.
He llegado de la calle y a falta de cosa mejor, y a estas horas y en este estado, hago lo propio y busco. Efectivamente, al poner las palabras Torre Túrdula, en la sexta o séptima entrada viene lo del foro azuagueño. Leo gratamente todo. Y lo agradezco infinito. Reposa un cierto aire mítico en torno a la revista que fundé, dirigí y edité con el amigo Manolo Martín Burgueño. Y esos aires míticos son los que conservo a día de hoy. Que ya explicaré mi versión de las razones de su desaparición, u ocultamiento, y posible vuelta en gloria y magestad, con nuevos bríos, más interés y con ambiciones universales, si es que alguna vez las perdió, y una distribución mejor en todo el mundo, hasta donde se alcance. De momento busco socios, gente con hambre de hacer una cosa así por poco sacrificio y mucha ventaja y enriquecimentos espirituales.
Y callo, que ya hablará el tiempo y las gentes que lo pueblen en lo sucesivo del asunto.
Por acá en este sitio, hay mucho sobre el asunto. Vean, lean y comparen.