16 de noviembre de 2007

MEMORIA





















La Organización Revolucionaria de Trabajadores no concurrió aquel año, el beatífico año democrático por excelencia, 1977, a las elecciones transaccionales de junio. Que fueron elecciones de transfusión sanguínea del anterior régimen al actual, o la mismísima transustanciación, cuando no transliteración, por mucho que la tele pregonara la palabra transición, que no se si la oía transacción... Era un partido prohibido aquel de la ORT, maoístas perversos y erróneos, gente equivocada y radical, según la progresía que se podía arracimar en los pueblos extremeños. En el pacto, bajo cuerda, que se hizo entre los franquistas arrepentíos, los que ejercían, y los que estaban deseando se acordó situarse bien primero como caballos ganadores, bien subvencionados por las internacionales pertinentes. Cortar la hierba bajo los pies de aquellos partidos con militantes activos y formados, como la ORT... Y demostrar al mundo que la tele lo era todo en lo tocante a ganar elecciones democráticas, y que los moderados ganarían, los sensatos, los pasteleros y pasteleadores. Cosa que luego se mostraría en Europa con amplitud, pujanza y energía. Y ahí está sino el mismísimo Berlusconi, que sin partido, sin militantes, sin campaña apenas, sin ideología, por supuesto, y sin manos ganó elecciones con la tele y con la misma nona que hubiese querido teniendo tele de régimen visual y encantadora hipnótica. Prueba fehaciente de lo que es el artilugio, para los que nos llaman exagerados a los que culpamos a la tele de comecocos peligroso en manos de sinvergüenzas sin escrúpulos.
Bueno, pues la ORT estaba prohibida, repito. Pero se presentó en la provincia de Badajoz como Candidatura de los Trabajadores, una agrupación electoral... Y otro día continúo con la tragedia de la izquierda de verdad de aquellos años...

Reproduzco la portada y contraportada del folleto, perteneciente a mi hemeroteca personal, con que la organización hacía un esfuerzo editorial y un alarde de valentía en explicar su programa, y en 125 páginas densas, con bandera republicana que los de la moderantia ni mentaban, y ahora alardean... En él se plantea en primer lugar la exigencia de acabar con la legalidad e instituciones franquistas, con el poder fascista que ahora trata de perpetuarse en un nuevo marco, con nuevas formas. Exigimos por tanto y frente a ello un Asamblea Constituyente que elabore la Constitución democrática del nuevo régimen político que necesita España, se dice en la introducción, y la exigencia de una República democrática...

Dije hace unos días que había subido la última caja de libros, y de algunas revistas... Pues sí...; pero faltaban todas las de la hemeroteca, ese apartado de cualquier biblioteca completa, a lo menos para mí. Y en la hemeroteca tengo reservado lugar a documentos impresos interesantes, como el que reproduzco. Interesantes para la memoria, que no todo va ser irse por las ramas de la guerra social abierta de 1936-39, no. Algo hemos de dejar a lo que llaman historia del tiempo presente, que esa sí que me apasiona, porque alumbra verdades y apaga mentiras metidas con el calzador de la tele y demás comecocos de manipulación y mentiras del poder, de los poderosos y de sus gentes interesadas. Y ahí saco a relucir documentación...
En entradas sucesivas iré trayendo comentos sobre las colecciones de revistas y cómic, que el cómic ocupa lugar destacado en mi biblioteca, como se puede suponer. Así El Víbora, Ajoblanco, Archipiélago, Guadalupe, El Viejo Topo, CNT, Tierra y Libertad, Anaquel, Quimera, Autogestión, Le Monde Diplomatique, Punto y Hora de Euskal Herria, La Bicicleta, Alfalfa ..., y otras no menos interesantes revistas de los años setenta, ochenta y noventa, algunas perduran todavía, irán apareciendo comentadas...
También iré ordenando el importante arsenal de prensa y revistas de corte libertario o anarquista, así como folletos de esa índole, y todo tipo de publicación similar en ideas e intenciones. Sin desperdicio.

0 comentos:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENTO!
Si haces un comento, porque esta entrada, vamos, su contenido, te ha impelido a ello, es muy de agradecer. Toda idea, pasión, impulso, emoción, expresadas en comentario, son muy agradecidas por el autor, y seguro que por los lectores de este sitio. No hay ninguna cortapisa, como en casi todos los lugares que ponen mucha traba. Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, per se, es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud, que no te canse.