11 de noviembre de 2007

ANARKISTA

Como el otro bando, o banda del tinglado que manda ahora, el portavoz periodístico y publicitario de El País bipolar triunfante, trae una especie de entrevista, manejo, manipulación sobre un militante anarquista, libertario, Lucio Urtubia, con erratas intencionadas, errores y contando la cosa como si del hombre mosca se tratara, o de una rareza circense similar. Y Lucio, sabedor de esos usos, zamarrea al periodista cada vez que puede a poco que el lector avispado lo observe.

Porque estos de bando quieren imponer su mandato, imponer qué fue eso que llaman la memoria histórica, según ellos, no lo real, no lo real, no que ellos, o de los que ellos se dicen herederos, no existían, que esos eran la quintaesencia del franquismo, remozados luego, y muy democratizados después, y que son ellos ahora. Quieren hacer todo historia, muerte, muerto, superado... Y que los que siempre lucharon, luchan y lucharán por la libertad son otros, muy otros. Ni los progres del Che, del que dice que no le gustó, me pareció flojo, hasta los miméticos de poster o icono del Che en casita, pa demostrar su linda progresía, y que abundan en los de mando bipolar, asimilados y similares.

Lucio no se arrepiente de nada porque la lucha por la libertad no tiene arrepentimientos, tiene fallos, errores, faltas de suerte, valor. Por ello ahí queda eso, para las gentes del presente y del futuro que sepan leer por encima de los manejos de los que mandan en el presente, con el chabacaneo y la mentira adornadas de seudoprogresía y esa tibieza de la moderantia, esa forma endeble de libertad ñoña, que no es, que tanto daño hace a la libertad a secas. Que no hay cosa peor que estos tibios de mando ahora.

0 comentos:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENTO!
Si haces un comento, porque esta entrada, vamos, su contenido, te ha impelido a ello, es muy de agradecer. Toda idea, pasión, impulso, emoción, expresadas en comentario, son muy agradecidas por el autor, y seguro que por los lectores de este sitio. No hay ninguna cortapisa, como en casi todos los lugares que ponen mucha traba. Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, per se, es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud, que no te canse.