22 de junio de 2007

EL RUIDO DE LOS BORREGOS

Este señor historiador da en el clavo. Pero si eso es sobre todo con la cultura creativa, literaria, filosófica, científica..., en España, ¡no digamos en Extremadura! Destacada la cultura del exilio interior actual, que sobrepuja en calidad, y cantidad, a la oficial y de propaganda y cuchufleta del partido único, de los únicos, de los absolutos totalitarios que los ruidosos extremeños eligen como manijeros para mandar en el cortijo.

Selecciono un párrafo del texto informativo, y, mutas mutandi, hago unos cambios:
"Y es que «España/Extremadura -dice- es el único país europeo/ la única región española que en el curso de los siglos ha intentado consolidarse no ofreciendo refugio a los exiliados/emigrados, sino mediante una política de exclusión». «Si durante el franquismo se decía que los exiliados/emigrados eran la anti-España/Extremadura, esa visión no era nueva, sino que se mantenía desde el siglo XV, y aún seguimos creyendo que todo lo bueno español/extremeño proviene de la misma España/Extremadura, sin que el país/la región requiera nada del exterior», observa este hispanista inglés, nacido en Birmania y que actualmente reside en Barcelona."
Las palabras en cursiva son los cambios para la lectura, en clave extremeña, del texto de Kamen. Por emigrados entiendo los exilados extremeños, en su doble condición, económica y política-social. Y aun otras condiciones.

Y como algo digo del ruido en Extremadura, o dicen hoy los medios, que para mí no es nuevo, pues una reflexión extemporánea. Conozco un amigo que vive por uno de estos pueblos. Por lo general ha vivido en ciudades grandes casi toda su vida. Nunca ha tenido problemas con el ruido que -se supone- hay por esos sitios... Hasta que llegó a Extremadura. Casi desde entonces para dormir tiene que ponerse tapones en los oídos, por los ruidos inesperados que acontecen aun de noche. Lo creía fruto de la edad, de la costumbre..., pero no, ya he de darle la razón. Aquí la gente no respeta los silencios, la tranquilidad ajena y propia, no escucha... Por lo menos en una alta generalidad.
¿Por qué sera que los que no son nada ni nadie se afirman haciendo mucho ruido, mucho jaleo. Faltos, tal vez, de mundo interior, de sentido y sensibilidad ante todo lo que tienen que escuchar y callar? Porque aquí el ruido es innecesario, estridente, inoportuno, evitable... La gente tiene la creencia de que la tranquilidad, el silencio, el sosiego de las calles y del ambiente es patrimonio para devorarlo, no respetarlo. He visto mucho, he vivido en muchos sitios. Como Extremadura no conozco como ruidosa, de ese jorasqueo evitable y que se hace por ignorancia o para joder, o autoafirmarse ante los embates de la vida, del mando, de la falta de trabajo y recursos, del servicio simplemente.

0 comentos:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENTO!
Si haces un comento, porque esta entrada, vamos, su contenido, te ha impelido a ello, es muy de agradecer. Toda idea, pasión, impulso, emoción, expresadas en comentario, son muy agradecidas por el autor, y seguro que por los lectores de este sitio. No hay ninguna cortapisa, como en casi todos los lugares que ponen mucha traba. Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, per se, es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud, que no te canse.