19 de agosto de 2006

EN UNA ANTOLOGÍA

Me sorprendió ver un poema mío en una antología de la poesía española de los últimos 50 años. No me sorprendió verlo en sí, la verdad. Lo que me sorprendió fue verme incluído con poetas de tanto fuste como en la misma andan. Creo que fue por 1997 cuando lo vi por vez primera, en Internet. Verdad es que ese poema tuvo fortuna de ser publicado en varias prestigiosas revistas de poesía en los últimos 25 años, alguna se cita al pie de la antología. Ya ni recuerdo la nómina, pues lo envié a todas a petición de sus editores y con permiso de publicar. En alguna ocupaba portada su primer verso y mi nombre. En fin, algo de autoestima y curriculum no vienen mal, y en este caso no hace ningún daño ni es vanagloria. Espero.

(s. t.)


Yo, Lucifer, cansado de ser lumbre
escribo breve esta elegía:
La blancura ajazminada, la fragancia
de un perfume, su voz o su cuello.
Todo me es negado.
Soy la luz no divina,
la muerte de palomas.
Mi palacio se hundió, mi sonrisa
de ángel palidecía, mueca del silencio.

Despeñeme en la vorágine, ardía luminoso resplandor, deslumbro.
Todo fue recuerdo ya. Su piel, sus manos, sus ojos.
La noche está conmigo, yo la alumbro, sus corceles
y la terrible pureza de su nada.



De Viático para Teluria sola (1982)

CAPITALISMO ASESINO versus ECOLOGÍA

El mar tampoco se escapa de ser arrasado por este capitalismo feroz, este fascismo abierto y agresivo con el medio, con la naturaleza, con los recursos, con la vid; este sistema de muerte avanzado y violento. Y los que deberían gritar, decir con urgencia, convencer, ponerse a la cabeza de las personas sensatas y cabales para parar tamaña barbaridad, no lo hacen por ignorancia, miedo y odio; o simplemente por una cómoda poltrona y premios, muchos premios y promociones culturales, viajes, putas, dinero, fama...
Estoy hablando del cambio climático auspiciado por esa agresión bestial y el cambio brusquísimo de temperatura y de tiempo ambiente, en los últimos días. Hablo desde el sufrimiento y la enfermedad que me provoca todo eso. Real, física, palpable y masticable año tras año. Hablo desde el dolor en que me desenvuelvo estos últimos días de un frío o un tiempo poco común por esta época. Soy muy sensible a los cambios bruscos de temperatura. No aguanto nada los aparatos que enfrían el aire en verano, ni los mismos que lo calientan en invierno. Prefiero pasar calor o frío a recalentar el aire y hacerlo pasar por conductos viciados y enfermizos. Esos métodos para refrescarse/enfriarse también hacen mella en el cambio y la alteración de la naturaleza. Cada uno pone su grano de arena, que más que arena es de pólvora o veneno. Tengo claro que soy parte muy interesada en que el mundo esté sano, en que la agresión al medio ambiente sea nula, o sea lo menor posible. Mi enfermedad me obliga a ser un supremo ecologista radical, porque si esto sigue así la calidad de mi vida será peor que la muerte, y ante eso voy comprendiendo a los suicidas por causas, digamos que, políticas y sociales. Visto lo visto y si sigue la cosa a peor no me importaría llevarme por delante a algunos culpables directos del envenenemiento del planeta. Y aunque eso suene fuerte, más fuerte suena mi dolor y mi enfermedad por la enfermedad global del planeta, al que asesinan, chulean y sobrexplota este tinglado de políticos canallas, científicos al servicio del capital canallesco y gente ciega y votante de todo ese entramado. Que a eso se reduce al capitalismo en esta fase, con sus colaboradores edulcorados y engañosos, que van de socialistas, progres diversos y afines cuentistas.... Somos pocos los que tenemos conciencia del mal. Y la cosa no tiene visos de parar. El mercado cada vez foguea más el consumo, la destrucción, el uso, la agresión, la competencia...
Y en Extremadura hay criminales que quieren poner una refinería de petróleo. Eso sí, criminales de guante blanco, que encima me despreciarán porque confunden la definición que hago de ellos con el insulto. Ellos insultan con ese pensamiento y con sus intenciones de lucro y negocio.
Hoy no estoy para pensamiento débil o agradable. Al pan, pan y al vino, vino.
Y el mar se está quedando sin sus praderas subacuáticas.

16 de agosto de 2006

TARJETARIO GRG

Para conocimiento general, toda vez que la edición fue corta, he elaborado todo un blog para el Tarjetario GRG. Allá pondré fotos de las pinturas de Gerardo Ramos Gucemas, los poemas que me surgieron de ellas, por ellas, en ellas. Y, de camino, toda noticia sobre el pintor, y mi relación con él. Intentaré ser constante, continuo, firme y espero estar a la altura de tan grande pintor. Invito al lector a ver lo que hay por allí.



Tarjetario GRG

POST FESTUM, PESTUM (ET VICEVERSA)

siempre
en todo lugar
en toda vida
se quita lo bailado
pues detrás de la luz viene tiniebla
siempre
en todo tiempo
en toda muerte
antes de llegar
está lo vivo alegre
siempre
detrás de esa fiesta
está la peste
post festum pestum
post pestum festum

POESÍA Y HUMOR

El año pasado saqué mi poemario El alto vuelo del gato. Son unas 430 décimas de temática social y cultural, y de índole satírica. En fin, algo insólito y raro en el pobre panorama de la poesía que se hace por aquí. Algo condenado al fracaso mucho antes que salga. Y no por malo, que dicen que no lo es, sino porque no es uso, no es costumbre en la democracia de la costumbre. No es uso hacer poesía buena, medida, ritmada... Es uso el sucedáneo, ese asqueroso canto al yoyo de poetas aguachirle, que dicen que hacen versos libres. No hacen versos, por lo tanto ni libres ni nada. Hacen sucedáneos, engaños, mercados, competencias y servicios al sistema de incultura dominante. El alto vuelo del gato es inoportuno por dos razones de peso:
1º.- Está hecho en poemas medidos y rimados, etc., concretamente en décimas, hay que decir que muchas de ellas experimentales y raras.
2º.- Su temática se aborda desde la sátira y el humor radical.Y a eso se une que no es una de las publicaciones que salen en la tele y las que dicen en los periódicos, y en la escuela o sucedáneos, que hay que leer...

13 de agosto de 2006

TORRE TÚRDULA Y TURISMO

Ya hace que está en la calle como dos semanas la revista que codirijo, Torre Túrdula. No siento ese especial contento por ello, aunque estoy satisfecho. Tal vez sea que en mi vida personal, por este tiempo, hay cuestiones que me absorven, me ocupan muy gratamente, y la revista la hago como algo mecánico, ma non troppo.
El poder tiene un concepto nulo del ridículo y del gasto del dinero de todos, o sea de los dineros que nos recauda a todos. Sobre todo los políticos muy votados, que son los que más gastan y sin dolor, porque mientras más votos más caradura. Y lo convierten todo en espectáculo chulesco. Una cosa entre circo y teatro del malo, algo así como decimonónico. Porque no más que hay que asomarse a una página web de algún municipio para ver el pobre panorama mental. Se han empeñado en hacer de lugares agradables destinos turísticos, en la España rural. O sea a utilizar lo que el franquismo no mancilló con un turismo de alpargata. En un uso franquista de la industria turística, cómo no, pues a la postre todos estos alcaldillos no son más que alguacilillos y aprendices del Caudillo. Sean del patido que fuere. No es creíble que lo que hagan lo hicieren por desvelos por sus pueblos, que no se les ve, ni de lejos, esa noble intención. Lo hacen porque les dan dinero para eso y el dinero lo tienen que gastar, como sea y qué mejor lugar que los bolsillos de los amigos que tienen empresas dedicadas al espectáculo del turismo, ese gran invento fraguista.
Vivir para ver y el poeta sin poder hacer más que dar fe de la barrabasada, de la malísima fe, la ignorancia suprema y esa enorme soberbia que inviste a todo cateto vestío de limpio que se cree que es como un dios porque lo votan con leyes trucadas y publicidad engañosa. Además eso de poner todos los recursos municipales al servicio de la industria privada del turismo, es algo más perverso que la prevaricación, puesto que, en igual medida, podría ponerlos al servicio de otras industrias y negocios. No veo la razón por la que los gobiernos municipales hayan de gastarse ingentes cantidades de dinero en promocionar el turismo o la fabricación de galletas, por ejemplo. Y es que como no hay oposición...

CON LENTITUD...


con lentitud el tiempo destilando
levanta al mono libre de la tierra
atrapado en la historia va sumando
cadenas y condenas y se encierra
crea bandos y nefando mando
un círculo fatal todo lo cierra
y muchos la soñamos extranjera
la propia libertad como quimera


De Vínculo del miedo (2006)